¿Por qué debes cuidar tus articulaciones?

¿Por qué debes cuidar tus articulaciones?

¡Crecer no siempre es lo que imaginamos! Hay más responsabilidades, menos tiempo y lo peor, dolor por todas partes. Si ya pasas del temido “tercer piso”, seguramente has experimentado malestares en tus rodillas o muñecas, y cada vez que te mueves, escuchas rechinar a tus huesos. Por eso, en este artículo te diremos por qué debes cuidar tus articulaciones y algunos tips de cómo hacerlo. Sigue leyendo y muévete sin preocupaciones.

Más años, más dolencias

Con la edad, las funciones de tu cuerpo cambian, esto no siempre es una buena noticia, ya que el desgaste y el malestar se hacen más comunes de lo que imaginas. Esto se debe a que el cuerpo no tiene el mismo nivel de recuperación que a tus veinte años, es decir, que el daño que recibes a diario se acumula sin tener el tiempo suficiente para la regeneración natural.

¿Por qué debes cuidar tus articulaciones?

Desafortunadamente, el desgaste por la edad es más habitual en el cartílago articular, que es el responsable de que tus huesos puedan moverse con libertad sin causarte molestias. Cuando tu cartílago se daña, aparece rigidez, dolor, hinchazón y enrojecimiento en tus articulaciones. Sabrás que es un martirio cuando impide que disfrutes la vida con libertad.

via GIPHY

Para evitar estas molestias, es importante que tengas un plan temprano del cuidado de tus articulaciones. Algunas recomendaciones para ello son:

Conserva un peso saludable

Según la Secretaría de Salud, siete de cada diez mexicanos adultos tiene sobrepeso y obesidad (https://www.gob.mx/salud/articulos/sobrepeso-y-obesidad-factores-de-riesgos-para-desarrollar-diabetes?idiom=es). Esta es una cifra alarmante porque cuando tienes unos kilitos de más, generas mayor presión sobre tus articulaciones, por lo tanto, el desgaste es mayor.

Para evitar esto, debes tener una dieta balanceada a partir del Plato del Bien Comer (https://www.gob.mx/siap/es/articulos/el-plato-del-bien-comer?idiom=es), dividir tus alimentos en cinco porciones pequeñas a lo largo del día y realizar 30 minutos de ejercicio. Esto reducirá el daño a tus articulaciones y también disminuirá el riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares. 

Realiza ejercicio

La actividad física es fundamental para reforzar tu musculatura y ejercer menor presión en tus articulaciones; además, si practicas ejercicios de estiramiento, podrás aumentar la flexibilidad en tu cuerpo y reducir posibles lesiones.

Algunos consejos que debes tomar en cuenta son:

-Consulta a un experto en la materia antes de iniciar con tus ejercicios

-Elige una disciplina de baja intensidad para tus articulaciones

-Calienta previamente antes de tu actividad deportiva y estira una vez que termines

-Ejecuta correctamente tus ejercicios

-No te excedas

Tus alimentos importan

Para cuidar tus articulaciones, debes consumir alimentos que te ayuden a ese propósito. Algunos ingredientes que puedes agregar a tu dieta son: frambuesas, moras, brócoli, jengibre o naranjas; estos son ricos en antioxidantes y vitamina C, que participan en la protección de tus articulaciones.

Otra opción es que incluyas suplementos para cuidar las articulaciones, un ejemplo es el Shot Flx; el cual contiene:

-Glucosamina: Es un componente natural del cartílago. Al consumirlo, te ayuda a retrasar el deterioro de tus articulaciones.

-Condroitina: Es un elemento presente en tu cartílago articular. Se receta en el tratamiento de la artrosis para disminuir sus síntomas.

-Metilsulfonilmetano (MSM): Sirve para reducir el dolor e inflamación que puedas tener en tus articulaciones.

En conjunto, estos ingredientes dan una protección extra a tus articulaciones. Como plus, el Shot Flx está enriquecido con vitaminas que te ayudarán en el funcionamiento general de tu cuerpo.

Afortunadamente, puedes adquirirlo en una farmacia de genéricos a un costo accesible, pero antes de iniciar con el tratamiento, debes consultar a tu médico de confianza.

Fomentos de calor

En caso de que ya comiences con inflamación y dolor articular, puedes optar por fomentos de agua caliente en la zona con dolor, o tomar un baño de agua tibia. Tras la aplicación, notarás como disminuyen las molestias.

Muévete con confianza

Ahora ya sabes por qué debes cuidar tus articulaciones. Es importante que visites regularmente a tu médico de confianza, sobre todo, si tienes molestias articulares. Comparte esta información con tus amigos de la oficina y sigue leyendo más consejos en ¿Qué Puedo Tomar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *