¿Quieres controlar tu glucosa? Checa este y otros beneficios de la moringa

¿Quieres controlar tu glucosa? Checa este y otros beneficios de la moringa

Si tienes diabetes, sabes que debes cuidarte, hacer ejercicio, comer sanamente, tomar tu medicamento, etc. Pero una ayuda, ¡nunca está de más! Por eso, hoy te presentamos a la moringa, una planta con muchas propiedades que no querrás perderte. Sigue leyendo y conoce los múltiples beneficios de la moringa, entre los cuales está reducir la glucosa y el colesterol en la sangre.

Hablando de diabetes

Es importante mantener a raya la diabetes, para evitar o, al menos, retrasar sus complicaciones como ceguera, daño renal, amputaciones e infartos. Quizá te parezca exagerado, pero cada vez son más las personas que la padecen. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay más de 422 millones de personas con diabetes en el mundo, cifra que podría duplicarse en los próximos 20 años. Y ni hablar de las personas que aún no saben que la tienen. Sin duda, son datos que impactan y preocupan; de ahí la importancia de la prevención y el control de esta enfermedad.

Por eso, es momento de hacer cambios. Comienza modificando tus hábitos alimenticios: come a tus horas, no te saltes el desayuno, evita comida chatarra y bebidas azucaradas, etc. El ejercicio será de gran ayuda, pues provoca que tu cuerpo sea más sensible a la insulina; además, permite que las células tomen la glucosa y la usen como fuente de energía. Así que, recuerda hacer mínimo 30 minutos de ejercicio diario.

Otro punto fundamental es tomar tu medicamento, visitar al médico y hacerte chequeos constantes de glucosa. Todo esto es básico para llevar un buen control de la enfermedad.

A todos estos cuidados, puedes agregar algunas opciones naturales como la moringa. Checa todo lo que ofrece, ¡y no solo para regular tu glucosa!

¿Qué es la moringa?

Es una planta originaria del sur de Asia, pero que, gracias a sus bondades, ya es popular en todo el mundo. Se le conoce como árbol milagroso o árbol de la vida, ¡imagina lo que puede hacer por ti!

Tiene hojas pequeñas y redondas, aunque ricas en nutrientes, y también se usan sus vainas, semillas, flores, ramas, raíz y corteza. ¡Nada se desperdicia de esta planta! Por su gran cantidad de vitaminas y minerales, se le considera un súper alimento, capaz de combatir la desnutrición, la diabetes y otros problemas de salud.

Otra de sus ventajas es que crece muy rápido, en cualquier tipo de suelo y se adapta al clima. ¡Ahora entendemos los nombres con los que llaman a esta planta! Y para que te convenzas más, te contamos los beneficios de la moringa. ¡Toma nota!

Beneficios de la moringa

  • Controla el nivel de glucosa y colesterol

Como lo mencionamos arriba, la moringa ayuda a controlar el nivel de glucosa por sus compuestos vegetales. Además, es buena para la salud cardiovascular, sobre todo, porque reduce el colesterol y triglicéridos, y previene daños estructurales.

  • Es rica en nutrientes

Esta plantita está llena de vitaminas, minerales y aminoácidos. Solo para que te des una idea, la moringa es 24 veces más rica en hierro que las espinacas, tiene 9 veces más vitamina A que la zanahoria y 15 veces más calcio que la leche. Increíble, ¿no?

Asimismo, contiene todos los aminoácidos que tu cuerpo necesita, tanto esenciales como no esenciales. Por ejemplo, tiene lisina, glutamina, arginina, fenilalanina, triptófano, entre muchos otros; además, te ofrece hierro, zinc, potasio, fósforo, magnesio, vitamina A, B, C, D, E, K, ácido fólico, etc.

  • Baja de peso

La moringa es baja en grasas y calorías, acelera el metabolismo y reduce el hambre, siendo una gran aliada para perder peso. Toma en cuenta que, las dietas para adelgazar suelen descompensarte, mientras que esta plantita te dará un doble beneficio.

Además, como es rica en vitaminas del grupo B, mejora la digestión, ayudando a que el cuerpo transforme los alimentos en energía, y no en grasa.

  • Buena fuente de antioxidantes

Otro de los beneficios de la moringa es que actúa contra el envejecimiento, porque contiene 46 antioxidantes como flavonoides, carotenoides, etc.; así, protege tu cuerpo de los radicales libres, evitando el daño celular y algunas enfermedades.

  • Otros beneficios

Tiene efecto antiinflamatorio y antibacterial, protege tu hígado y te brinda energía, gracias a su contenido de proteínas. Aparte, previene calambres musculares y mejora la calidad de sueño.

¿Cómo tomar la moringa?

Ahora que conoces los beneficios de la moringa, te contaremos sobre las presentaciones en que puedes encontrarla. ¡Checa cuál te conviene más!

  • Cápsulas de moringa

Sin duda, las cápsulas de moringa son la opción más práctica que tienes. Solo debes tomar una antes de cada comida, y máximo tres al día. Las encuentras en farmacias de genéricos o tiendas naturistas a un precio súper accesible.

Cápsulas de moringa
Cápsulas de moringa
    • Hojas frescas
    • Es una forma fácil de consumir moringa. Solo agrega algunas hojitas en tus sopas, guisos o ensaladas, pero ten en cuenta que su sabor es algo fuerte.
    • Aceite de moringa
    • El aceite de moringa se extrae de sus semillas y puedes usarlo para cocinar. Además de todo lo que le ofrece a tu salud, también te sirve para la piel y el cabello. De hecho, encuentras en shampoos, cremas, jabones y otros productos con este aceite; incluso se llega a utilizar para dar masajes.
    • Té de moringa

  • Si prefieres algo tradicional, puedes hacerte té de moringa, ya sea con hojas o con polvo, y ambas opciones están disponibles en tiendas naturistas. Si usas hojas, deben ser secas, ya que así se concentran más sus propiedades. ¡Ojo! Asegúrate de que sean de color verde vivo, si están opacas y oscuras, no son de buena calidad.
Té de moringa
Moringa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *