5 consejos para mantener tu peso saludable en casa

5 consejos para mantener tu peso saludable en casa

Quedarse en casa es de las mejores estrategias para cuidarse de infecciones respiratorias, como la covid-19, sin embargo, esto aumenta las posibilidades de tener una vida sedentaria y una alimentación deficiente. Con ello aumenta el riesgo de otros problemas de salud; para evitarlos te compartimos algunos consejos para mantener tu peso saludable en casa. ¿Nos acompañas?

Para cuidar tu peso y tu salud existen diversas opciones, algunas son:

1.- Priorizar las frutas y verduras

Estos son ingredientes que están llenos de vitaminas, minerales y otros nutrientes importantes para la salud; pero si faltan en la alimentación, se aumenta el riesgo de enfermedades no transmisibles, como la obesidad o diabetes, asegura la Organización Mundial de la Salud.

Por eso es importante que estén presentes en todas las comidas del día, algunas opciones para empezar son:

Pepino: Este tiene un alto porcentaje de agua y fibra que ayuda a la digestión del cuerpo, además provee de vitaminas del grupo B, que sirven para reducir el impacto del estrés y el cansancio.

Espinacas: Contiene un alto contenido de potasio que ayuda a reducir la presión arterial, también vitamina A, que beneficia la piel, el cabello y la vista.

Fresas: Son ricas en antioxidantes, que ayudan a retrasar los daños del envejecimiento celular, además aportan vitamina C, que ayuda a la estructura y reparación de todos los tejidos.

Manzana: Es de las más fáciles de conseguir y tiene muchos beneficios, como: regular el tránsito intestinal, ser saciante, conciliar el sueño y ayudar a la salud de los dientes.

La manzana regula el tránsito intestinal, conciliar el sueño y ayuda a la salud de los dientes.

2.- Elegir las grasas correctas

Muchos piensan que todas las grasas son malas, sin embargo, esto no es cierto, ya que algunas son necesarias para el buen funcionamiento del organismo; para distinguirlas se dividen en dos grupos:

Grasas insalubres: Estas son las que se deben evitar, pues son las grasas saturadas y trans, que además de aumentar el peso corporal, también incrementan el riesgo de problemas cardiovasculares al estar en exceso, debido a que elevan los niveles de colesterol “malo” en la sangre, con lo cual se puede crear placa en las arterias e impedir el flujo normal de sangre. Se encuentran en alimentos como mantequilla, carne de res y cerdo, aceite de coco, manteca, entre otros.

Grasas saludables: Estas ayudan al cuerpo, especialmente a reducir el riesgo de problemas cardiovasculares y diabetes tipo 2, ya que contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Se trata de los ácidos grasos monoinsaturados, ácidos grasos polinsaturados y ácidos grasos omega 3. Estas grasa saludables se encuentran el aceite de canola, aceite de cacahuate, aceite de girasol, nueces, sardinas y semillas de chía.

También está en suplementos alimenticios, como las cápsulas de krill, que son ricas en omega 3, por lo que ayudan a cuidar el corazón y también beneficia las funciones cognitivas, estas se consiguen aquí.

Grasas saludables: aceite de canola, aceite de cacahuate, aceite de girasol, nueces, sardinas y semillas de chía.

3.- Optar por carnes magras

Las proteínas de origen animal son necesarias para el buen crecimiento y desarrollo del cuerpo, ya que sirven para la formación y reparación de músculos, huesos y otros tejidos. Lo ideal es elegir carnes magras, que son aquellas que tienen proteínas de alta calidad, pero con poca grasa; lo que ayudará a disminuir el riesgo de sobre peso u obesidad. Algunos ejemplos son el pollo, pavo o algunos cortes de res, como la tapa, aleta y aguja.

Estos también son importantes en la infancia porque ayudan a su desarrollo y previenen enfermedades, como la anemia. Lee este artículo para proteger a tu hijo de esta enfermedad.

Mientras que se deben evitar las carnes procesadas, como los embutidos, salchichas, jamón, entre otros; pues aumentan el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, como el cáncer colorrectal. 

4.- Realizar actividad física

Este es uno de los principales consejos para mantener tu peso saludable en casa porque tiene diversos beneficios para el cuerpo, los principales son:

  • Ayudar a prevenir el sobrepeso y obesidad, al reducir el exceso de grasa
  • Fortalecer los músculos y los huesos, con lo que mejora la condición física
  • Mejorar el estado de ánimo al liberar endorfinas
  • Disminuir la presión arterial, con lo que baja el riesgo de problemas cardiovasculares
  • Controlar los niveles de insulina, que en exceso incrementan el riesgo de padecer diabetes
  • Descansar mejor al conciliar más rápido el sueño

Si estás listo para empezar, estos ejercicios en casa pueden ayudarte.

Realizar actividad física

5.- Buscar apoyo de un especialista

Otra opción es acudir con un médico de confianza para tener un plan personalizado de alimentación, según la edad, condición física y estilo de vida.

En algunos ocasiones, también puede sugerir el uso de algún suplemento alimenticios, cuyo propósito sea mantener un peso saludable, como el ácido linoleico conjugado, o por su abreviatura CLA, cuyos principales beneficios son acelerar el metabolismo y reducir el apetito. Este producto se consigue aquí

Como nota importante, este tipo de opciones deben combinarse con los puntos de arriba, de lo contrario, no tendrán el mismo efecto.

Los “kilitos de más” ganan terreno en México

De acuerdo con los últimos datos de la Secretaría de Salud, siete de cada diez adultos padecen de sobrepeso y obesidad, siendo un problema de salud público. Sin embargo, estas cifras podrían tener una alteración en las próximas estadísticas, ya que según un estudio de la empresa de investigación Ipsos, los mexicanos aumentaron alrededor de 8.5 kilos en lo que va la “cuarentena” a causa de la covid-19.

Por eso es necesario mejorar los hábitos diarios para reducir el riesgo de problemas asociados al sobrepeso, como:

  • Enfermedades coronarias
  • Diabetes
  • Algunos tipos de cáncer
  • Hipertensión
  • Accidentes cerebrovasculares
  • Enfermedades del hígado y la vesícula
  • Apnea del sueño y problemas respiratorios
  • Problemas ginecológicos
  • Artrosis

¿Cómo sé que tengo sobrepeso u obesidad?

El Índice de Masa Corporal (IMC) es una cifra que ayuda a calcular si una persona tiene un problema de peso; este se calcula al dividir el peso en kilogramos entre el cuadrado de la altura en metros, lo cual quedaría así: IMC=peso (kg) / estatura(m)2.

Cuando esta cifra es igual o mayor a 25, entonces significa que hay un exceso de peso, de acuerdo con la siguiente tabla:

IMCNivel
Po debajo de 18.5Bajo peso
18.5 – 24.9Peso ideal
25.0 – 29.9Sobrepeso
30.0 o másObesidad

Un ejemplo sería que si una persona pesa 75 kilos y mide 1.70 metros, entonces la fórmula quedaría así:

IMC= (75) / (1.70)2 =25.95

Por lo tanto, esta persona padece obesidad.

Cómo calcular IMC

¡Comienza desde hoy!

Si detectas que padeces algún problema de peso, es mejor que le des solución en el momento, porque en poco tiempo, el sobrepeso puede volverse en obesidad o un problema más serio. Te invitamos a compartir estos cinco consejos para mantener tu peso saludable en casa con todos tus conocidos y dejarnos tus comentarios. Nos vemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *