¿Qué es el complejo B y para qué sirve? Todo lo que tienes que saber sobre esta vitamina

¿Qué es el complejo B y para qué sirve? Todo lo que tienes que saber sobre esta vitamina

Califica esta publicación

¿Te sientes cansad@ y sin energía? Es probable que te estén faltando algunas vitaminas, en especial, el complejo B. Estamos seguros que ya has escuchado sobre él, a todo el mundo le gusta recomendarlo. Pero queremos que sepas muy bien qué es, para qué sirve y por qué debes tomarlo. Recuerda conocer bien estos aspectos antes de ingerir cualquier medicamento o suplemento. ¡Toma nota!

¿Qué es y qué contiene el complejo B?

Es un grupo de vitaminas del tipo B, que son hidrosolubles. Esto quiere decir que el cuerpo no las almacena, por lo que deben ser repuestas diariamente. Por eso la importancia de que consumas estas vitaminas. Ahora sí las recomendaciones de tus tías y amigas son muy atinadas.

Las vitaminas del complejo B son esenciales para el crecimiento y ayudan al cuerpo a descomponer y utilizar los alimentos, lo cual se conoce como metabolismo.

El complejo B está formado por ocho vitaminas: Vitamina B1 (tiamina), vitamina B2 (riboflavina), vitamina B3 (niacina), vitamina B5 (ácido pantoténico), vitamina B6 (piridoxina), vitamina B8 (biotina), vitamina B9 (ácido fólico) y vitamina B12 (cobalamina).

Funciones y beneficios del complejo B

Estas vitaminas son multitareas, ya que están involucradas en muchas funciones del cuerpo.

  • Ayudan en el metabolismo de la energía.
  • Previenen la anemia, ya que el complejo B es indispensable para la formación de glóbulos rojos.
  • Reducen los niveles de colesterol.
  • Mantienen el buen funcionamiento del sistema nervioso central, del corazón y los músculos.
  • Refuerzan el sistema inmunológico.
  • Son esenciales para la correcta digestión y para ayudar en la descomposición de las grasas, proteínas e hidratos de carbono.
  • Ayudan al crecimiento saludable de la piel, cabello y uñas. Los trastornos de la piel como dermatitis, resequedad, piel grasosa, caspa, arrugas prematuras, labios escamosos y poco crecimiento del cabello pueden delatar alguna deficiencia de estas vitaminas.
  • Incrementan la memoria y la concentración.
  • Estabilizan el estado de ánimo.
  • Regulan el apetito.

Fuentes de vitaminas del complejo B

  • Tiamina (B1): Carne de cerdo, jamón, vegetales de hojas verdes, los cereales enriquecidos de granos enteros, germen de trigo, arroz, chícharos, lentejas, almendras y nueces.
  • Riboflavina (Vitamina B2): Leche y los productos lácteos, espárragos, espinacas, pollo, pescado y huevos.
  • Niacina (Vitamina B3): Pollo, pavo, salmón, atún en agua, cereales fortificados, legumbres, maní y pastas.
  • Ácido Pantoténico (Vitamina B5): Yogurt, aguacate, lentejas, guisantes, champiñones y brócoli.
  • Piridoxina (Vitamina B6): Mariscos, plátanos, verduras de hoja verde, papas y cereales fortificados.
  • Biotina (Vitamina B8): Hígado, yema de huevo, salmón, cerdo y aguacate. La mayoría de las frutas y las verduras contienen un poco de biotina, así como los quesos y los alimentos de grano.
  • Ácido fólico (Vitamina B9): Verduras de hoja verde, frutas y verduras frescas, todos los productos de grano como panes, pastas y arroz.
  • Cobalamina (Vitamina B12): Los alimentos de origen animal son la única fuente natural de vitamina B12 como mariscos, peces, y carne de res. Por eso las personas veganas pueden sufrir de deficiencia de esta vitamina. Aunque hay productos fortificados como la soya y cereales.
Fuentes de complejo B
Fuentes de complejo B

De igual forma, puedes consumirlo en tabletas que encuentras en cualquier farmacia de genéricos. Normalmente debes tomar una pastilla cada 24 horas.

Si bien el complejo B es importante y necesario para que el cuerpo funcione correctamente, su consumo excesivo trae consecuencias. Puede ocasionar entumecimiento, problemas neurológicos y respiratorios, debilidad, erupciones en la piel, fiebre, picazón, etc. También provoca daño hepático, úlcera péptica, opresión en el pecho, sibilancias, entre otros. Recuerda, todo con medida.

La recomendación que te hacemos es acudir al médico para que te indique la dosis correcta de acuerdo a tu edad, sexo y condiciones específicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *