¿Cómo proteger el sistema inmunológico?

¿Cómo proteger el sistema inmunológico?

Las enfermedades pueden propagarse fácilmente a través del aire, superficies o el contacto con otras personas, por eso, tu mejor arma es seguir las medidas de cuidado e higiene, y tener tus defensas al máximo. En este artículo te explicaremos cómo proteger el sistema inmunológico de una manera fácil y sencilla. ¿Te quedas?

via GIPHY

¿Qué es el sistema inmunológico?

Se trata de un conjunto de células, proteínas, tejidos y órganos que evitan el daño de virus, bacterias y otros patógenos. Su modo de acción es por una serie de pasos, llamados respuesta inmunitaria, indica el portal del Hospital San Diego Rady Children´s.

Unas células que participan en esta defensa son los glóbulos blancos o leucocitos, que están en todo el cuerpo y se dividen en:

Fagocitos: se encargan de devorar organismos invasores

Linfocitos: permiten que el cuerpo recuerde y reconozca a los invasores previos y ayudan al cuerpo a destruirlos

Hay tres tipos de inmunidad en los seres humanos:

Inmunidad innata

Es la defensa que todos los seres humanos tienen, ya que hay microrganismos que no afectan al cuerpo humano, al mismo tiempo, hay enfermedades que no son compatibles con otros animales.  Un ejemplo es el VIH que no afecta a perros, ni gatos.

Inmunidad adaptativa

Esta se desarrolla a lo largo de la vida, aquí participan los linfocitos para registrar y atracar a los microrganismos. Esta inmunidad crece al enfrentar nuevas enfermedades o con la vacunación. Además, depende de los nutrientes que tenga el cuerpo para funcionar correctamente.

Inmunidad pasiva

Estas son defensas “prestadas” que ayudan a corto plazo. Un ejemplo son los anticuerpos en la leche materna que protegen al bebé en sus primeros años de vida. 

¿Qué pasa cuando no funciona bien el sistema inmunológico?

Desafortunadamente este mecanismo no es totalmente eficaz, sobre todo, porque se debilita con los malos hábitos como:

-Una dieta carente de vitaminas, minerales y otros nutrientes

-Ausencia de actividad física

-Consumo de alcohol

-Fumar

De acuerdo con la Clínica San Felipe, algunos síntomas de un sistema inmune débil son:

-Infecciones o resfriados recurrentes

-Alergias

-Enfermedades simples que demoran más en curarse o se agravan

-Fiebre frecuente

-Ojos secos

-Cansancio habitual

-Náuseas y vómitos

-Diarreas

-Manchas en la piel

-Caída del cabello

Es importante identificar la causa del problema, ya que hay enfermedades que atacan al sistema inmunológico. La mejor opción es visitar a un profesional de la salud.

¿Cómo proteger el sistema inmunológico?

La mejor manera de evitar enfermedades es con un estilo de vida saludable. Estos consejos son de ayuda:

Elige los nutrientes necesarios

El cuerpo requiere de vitaminas, minerales y otros nutrientes para funcionar correctamente, esto incluye al sistema inmunológico. Se debe elegir una dieta equilibrada y que contenga todos los grupos alimenticios.

Para lograrlo, una opción es respetar el Plato del Bien Comer, que sugiere consumir principalmente frutas y verduras, moderadamente cereales y tubérculos y en menor cantidad legumbres y alimentos de origen animal.

Además, el periódico El Confidencial, sugiere estos ingredientes que refuerzan las defensas:

Cítricos: son ricos en vitamina C, esta se encarga del crecimiento y reparación de tejidos, funciona como antioxidantes y de acuerdo con el portal de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. consumirla regularmente ayuda a que los resfriados sean más cortos y los síntomas más leves. Algunos ejemplos de cítricos son: naranjas, mandarinas y limones

Brócoli: contiene vitamina A, C y E, antioxidantes, fibra y minerales. Esto aporta muchos nutrientes al cuerpo para que funcione correctamente

Ajo y cebolla: son ingredientes que se encuentran en cualquier cocina mexicana, tienen componentes antivirales y antibacterianos que ayudan a proteger contra las infecciones, también benefician el proceso de curación. Si quieres conocer más beneficios del ajo, te recomendamos dar clic aquí.

Refuerza tus defensas

Otra alternativa de cómo proteger el sistema inmunológico es con suplementos alimenticios, los cuales ayudan a reforzar las defensas, pero se tienen que conseguir en las farmacias porque se garantiza que pasaron por altos estándares de calidad. Un ejemplo son aquellos que contienen ß-glucanos, que son polímeros de glucosa, que están en las paredes celulares de diversos organismos vivos como bacterias, levaduras, hongos y plantas.

De acuerdo con La Revista Chilena de Nutrición, se han observado efectos positivos sobre la inmunidad de los huéspedes al utilizar los ß-glucanos de levaduras y hongos. Esto previene el riesgo de infecciones. Un ejemplo es el Wellmune, que viene adicionado con vitamina C y zinc, aquí te dejamos una liga para que lo conozcas.

Ejercicio diario

Tener una rutina de actividad física ayuda incentivar la circulación sanguínea; la cual es el medio que utilizan las defensas para llegar a todo el cuerpo, de acuerdo con la empresa química-farmacéutica Bayer.

Dormir adecuadamente

El descanso es una pieza clave para que las defensas, porque permite que el cuerpo se recupera de las agresiones y consecuencias que derivan de las patologías, según indica el periódico Heraldo. Para que sea efectivo en adultos, debe durar entre 7 a 9 horas diarias, sin interrupciones.

Tu mejor defensa está dentro de ti

Sin duda saber cómo proteger el sistema inmunológico es clave para evitar infecciones y otras enfermedades; sin embargo, es importante consultar al médico una vez que tengas síntomas de cualquier padecimiento, además de seguir las recomendaciones de higiene y salud. Te invitamos a compartir esta información con todos tus familiares y dejarnos tus comentarios en ¿Qué Puedo Tomar?  Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *