¿Corriste mucho y no puedes moverte? Estas pastillas para el dolor muscular te ayudarán

¿Corriste mucho y no puedes moverte? Estas pastillas para el dolor muscular te ayudarán

Califica esta publicación

¿Te sentiste todo un corredor de élite y ahora tu cuerpo te pasó la factura? O, ¿cambiaste de rutina y te cuesta mover cada músculo? Cuando haces ejercicio, sobre todo si no estás acostumbrad@, es normal que sientas esas molestias. Por eso te enlistamos las principales pastillas para el dolor muscular para que no renuncies a tus entrenamientos ¡Sigue leyendo!

¿Por qué duelen los músculos después del ejercicio?

El ejercicio es importante para tener una vida sana. Sin embargo, cuando no acostumbras hacerlo seguido, inicias una nueva rutina o aumentas de intensidad, es común el dolor muscular. A esto se le conoce como DOMPAT, es decir, dolor muscular postesfuerzo de aparición tardía. Para entender esto te explicaremos qué son las contracciones excéntricas y concéntricas.

Las contracciones concéntricas hacen que la longitud del músculo se reduzca o se contraiga. Se dan en movimientos cotidianos, que muchas veces no tienen que ver con ejercicio, pero son parte de cada día.

Por otro lado, las contracciones excéntricas hacen que los músculos se alarguen, provocando que se separen los extremos. Esto también se da en movimientos comunes. Pero puede generar dolor después de un esfuerzo intenso, ya que hay roturas microscópicas en los músculos, causando además inflamación y limitación de movimiento.

No hay forma de evitar este dolor muscular, es una parte conocida para quienes hacen ejercicio. El cuerpo se acostumbra a cierta actividad y cuando haces algún cambio, incluso con calentamiento y estiramiento, viene el dolor al otro día, o a veces ese mismo día. Para eso te haremos unos consejos para disminuir el efecto del entrenamiento.

Recomendaciones para el dolor muscular

  • No abandones tu rutina. Lo sabemos, tienes dolor e inflamación, y te cuesta moverte, pero si la dejas, será empezar de cero. Cada vez que comiences un entrenamiento sentirás estas molestias. Mejor haz un esfuerzo y continúa con tus ejercicios, aunque sea de manera más leve. Sólo se recomienda descanso si tienes alguna lesión.
  • Los estiramientos son importantes. Aunque te vas a centrar en las zonas que te duelen, no olvides estirar todos los músculos. Te va a doler al principio, pero poco a poco tu cuerpo se irá relajando y disminuirá la molestia.
  • Prueba un baño de contraste. La combinación de agua caliente y fría ayuda a relajar los músculos y reducir el dolor. Después de tu ducha normal, alterna 20 segundos de agua fría con 10 segundos de agua caliente.
  • Dile sí a los masajes. Si de plano no aguantas el dolor, opta por un masaje relajante. Puedes hacerlo tú mism@, sólo localiza el músculo afectado y masajea suavemente.
  • Compresas calientes. Éstas llevan más sangre a la zona afectada y aceleran la recuperación, además permiten relajar los músculos, reduciendo la rigidez. Coloca la compresa durante 10 minutos dos o tres veces al día, hasta que se quite el dolor.
Cómo quitar el dolor muscular
Cómo quitar el dolor muscular

Pastillas para el dolor muscular

Otra opción que te será muy útil son las pastillas para el dolor muscular. Pero ten en cuenta que no debes tomarlas para prevenir. Sólo se usan cuando ya sientas dolor e inflamación. Ahora te daremos una lista de los mejores medicamentos de venta libre para decirle adiós a estas molestias.

  • Paracetamol: Es un analgésico muy conocido y efectivo. Se utiliza para diferentes malestares y es común encontrarlo en combinación con otros medicamentos. En este caso, busca las tabletas de 650 mg. Funcionan bloqueando los nervios que transmiten el dolor, por eso son usadas para calmar muchos tipos de dolores como musculares, de cabeza, neuralgias, de muelas, etc. También sirven para bajar la temperatura.
  • Ibuprofeno: Es un antiinflamatorio y analgésico. De igual forma, lo encuentras combinado con otros medicamentos. Su principal función es reducir la inflamación y dolor, y actúa según donde lo necesites. Puedes encontrarlo en presentación de tabletas de 400, 600 y 800 mg. Se usa para tratar la artritis, esguinces, inflamaciones de origen deportivo, dolor dental y muscular, dolor de cabeza, cólicos menstruales, etc.
  • Diclofenaco: Otro analgésico y relajante muscular. Muy efectivo para aliviar dolor, inflamación y contracciones. Funciona en dolores leves a moderados. Alivia dolor, inflamación y rigidez. Generalmente son tabletas de 100 mg. También lo encuentras en gel para uso tópico.
  • Naproxeno: Otro analgésico y antiinflamatorio. Ayuda a reducir dolor, inflamación, rigidez y sensibilidad. Se usa para golpes o lesiones musculares, cólicos menstruales, artritis, dolor de cabeza, de muela, para el resfriado y reducir fiebre, etc. También puede estar acompañado por otra sustancia. Viene en tabletas, ya sea de 250, 275 y 500 mg.

Estas son las pastillas para el dolor muscular más conocidas. Recuerda que lo más recomendable es acudir a tu médico si las molestias no disminuyen. Y ahora sí estás list@ para continuar con tus entrenamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *