Protege a tu familia de las infecciones respiratorias

Protege a tu familia de las infecciones respiratorias

Las infecciones respiratorias están a la orden del día, nadie está exento de contagiarse, incluso, sin salir de casa. Por eso, es momento de poner en marcha un plan familiar para evitarlas, ya que, si un miembro se enferma, es más probable que los demás también. Por eso, te damos una guía de qué medidas debes seguir para mantenerlos saludables.

via GIPHY

¿Cómo se propagan?

Este tipo de enfermedades se ocasionan principalmente por un virus. Su medio de transmisión es de persona a persona a través de las gotitas de saliva contaminadas que se expulsan al hablar, toser o estornudar; también cuando se entra en contacto con superficies contaminadas, al no tomar ninguna medida higiénica.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, las infecciones respiratorias afectan desde los oídos, nariz y garganta hasta los pulmones. Aunque no suelen durar más de 15 días, porque el cuerpo aprende a defenderse de ellas, es importante tratarlas para evitar complicaciones como la neumonía.

Los síntomas principales de estas son:

-Tos

-Dolor de cabeza

-Fiebre

-Irritabilidad

-Ronquera

-Dolor o secreción de oído

-Nariz tapada por secreción de moco.

¿Cómo protegerse de las infecciones respiratorias?

El mejor plan para estos casos es aplicar medidas de prevención y mantener un sistema inmune fuerte contra enfermedades. Estos consejos son de ayuda:

Cuidar la higiene

El primer paso es no entrar en contacto con los virus, bacterias y parásitos; para eso, se deben aplicar estas medidas que menciona El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF):

Personales

-No tocarse la cara, principalmente los ojos, nariz y boca; ya que los microrganismos pueden entrar por estos medios.

-Mantener la distancia, sobre todo, con aquellas personas que tosen o estornudan. Debe ser de al menos, un metro.

-Lavarse las manos con agua y jabón durante 20 a 30 segundos, asegurándose de pasar por las muñecas, palmas, nudillos y entre los dedos. Esto se debe realizar antes de comer, preparar alimentos, utilizar maquillaje o manipular los lentes de contacto; y después de usar el baño o estornudar. También se puede utilizar gel antibacterial como complemento.

-En caso de toser o estornudar, se debe cubrir la boca y nariz con la parte interna del codo o con un pañuelo de papel, que, posteriormente debe desecharse inmediatamente.

-Otra opción es utilizar cubrebocas para evitar la propagación de los microrganismos.

En el hogar

-Limpiar y desinfectar las superficies que se usan con mayor frecuencia como manijas de las puertas, mesas, sillas, pasamanos, superficies de baños y cocina, grifos, inodoros, interruptores de luz, teléfonos, computadoras, tabletas, teclados, controles remotos y juguetes de los niños.

-Al llegar a casa, retirar los zapatos y cambiarse la ropa por prendas limpias.

-Lavar con regularidad la ropa, sábanas y toallas.

Cumplir con la cartilla de vacunación

Las vacunas son sustancias que se destinan para generar inmunidad contra enfermedades, al estimular la producción de anticuerpos. Un ejemplo es la influenza, que puede prevenirse con una vacuna.

La Organización Mundial de la Salud menciona que estas son seguas porque pasan por rigurosas pruebas; además, están hechas para prevenir las complicaciones de las distintas enfermedades. Por eso, es importante cumplir con las vacunas que indican las autoridades de salud.

Elige los alimentos ideales

Para evitar enfermedades o que sus síntomas sean menores, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) recomienda:

-Comer saludablemente de acuerdo con el Plato del Bien Comer, es decir, priorizar una dieta rica en frutas y verduras, seguidas por cereales y en menor cantidad las legumbres y alimentos de origen animal. Evitar lo más posible azúcares, grasas, aceites, edulcorantes y sal

-Beber suficientes líquidos, principalmente agua simple

-Consumir alimentos ricos en vitamina A y C, ya que ayudan a reforzar el sistema inmune y previenen enfermedades, gracias a sus propiedades antioxidantes. Algunos ejemplos son: naranja, kiwi, pimientos, calabaza, zanahoria y limón.

-El propóleo es un auxiliar por ser uno de los compuestos antimicrobianos de más amplio espectro

-La equinácea es un remedio natural que estimula el sistema inmune, se usa para el resfriado, infecciones, dolor de garganta, tos y fiebre. Si quieres saber más de esta planta, este artículo es para ti.

Fortalece tu sistema inmune

Otro método para enfrentar las infecciones respiratorias y evitar sus complicaciones es con el uso de mulvitamínicos, un ejemplo son aquellos hechos con beta-glucanos, que son polisacáridos que se encuentran de manera natural en organismos como bacterias, levaduras, hongos y plantas.

De acuerdo con un estudio de la University of Southampton, en el Reino Unido, el uso de beta-glucanos, derivados de la levadura, disminuyen el número de enfermedades respiratorias en los adultos de edad avanzada. Este tipo de remedios se consiguen bajo el nombre de Wellmune, que se vende en cualquier farmacia de medicamentos genéricos, aquí puedes conocerlo.

Antes de tomar cualquier tratamiento, se debe consultar al médico.

Cuida tu familia

Con estos consejos, las infecciones respiratorias se alejarán de los que más amas. Recuerda que todos deben seguirlas, tanto pequeños como adultos, ya que así, las enfermedades no entrarán a tu hogar. Te invitamos a leer más artículos y dejarnos tus comentarios. Nos vemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *