Conoce los principales beneficios del yogurt. ¡No podrás creerlo!

Conoce los principales beneficios del yogurt. ¡No podrás creerlo!

Califica esta publicación

El yogurt es uno de los alimentos lácteos probióticos más populares y nutritivos. Y aunque la RAE recomienda que lo llamemos ‘yogur’, sabemos que el modo en que lo escribas no cambia la practicidad, las propiedades nutritivas y, muchos menos, los beneficios del yogurt.

Todos hemos probado alguna variedad de yogurt que se ha convertido en nuestra favorita. Hoy en día, existen tantas versiones que es fácil mencionar un sabor favorito por cada presentación. Pero, a pesar de ser muy popular por su sabor y formas de consumo, pocas personas serán capaces de responder esta pregunta:

¿Qué es el yogurt?

El yogurt es un alimento lácteo que se produce de la fermentación de la leche por dos bacterias principalmente: el lactobacillus delbrueckii bulgaricus y el streptococcus thermophilus. Si necesitabas un trabalenguas, sólo necesitas recordar a estos dos microbios.

El yogurt debe pasar por un proceso de fermentación a temperaturas relativamente altas, para después enfriarse y detener la fermentación. Aquí es donde actúan las bacterias, que se agregan aparte. Es así como, paradójicamente, necesitas yogurt para hacer yogurt.

Una vez que ambas bacterias se agregan, ocupan la lactosa de la leche como fuente de energía, liberando ácido láctico. Esto provoca que la acidez se incremente y que las proteínas de la leche se formen con la textura de un gel.

Si el yogurt tiene su origen en la leche, podrías pensar que si eres intolerante a la lactosa, éste podría hacerte daño; sin embargo, no es así.

¿Puedo tomar yogurt si soy intolerante a la lactosa?

Es correcto que el yogurt proviene de la fermentación de la leche, pero el proceso de agregar microbios vivos fermenta casi por completo a la lactosa, por lo que las personas intolerantes a ésta pueden disfrutar del yogurt sin problemas.

Podemos afirmar que es más fácil de digerir que la leche, y es que el yogurt cuenta con millones de bacterias vivas y preparadas para  proteger a nuestra flora intestinal.

Seguro que todo esto te puede parecer muy interesante, pero ahora te sorprenderas con que te platiquemos un poco sobre:

¿Cuáles son los beneficios del yogurt?

  • Contiene las proteínas de la leche
  • Es rico en minerales como el calcio, magnesio y el fósforo
  • Es una excelente fuente de vitaminas B, D y A
  • Puede ser consumido por personas intolerantes a la lactosa, lo que permite que sus nutrientes y ventajas estén al alcance de todos
  • Fortalece la flora intestinal
  • Mejora la absorción y metabolización de los alimentos, sí, incluso puede ayudarte a perder peso
  • Ayuda a aliviar la diarrea y el estreñimiento
  • Disminuye el colesterol gracias a la acción que ejercen en los procesos digestivos
  • Su alto contenido de ácido láctico posee propiedades exfoliantes que puedes aprovechar en tu piel para que luzca espectacular
  • Puede usarse de forma tópica para tratar infecciones por hongos
  • Mejoran distintas funciones del sistema inmunológico, entre las que destacan la acción antitumoral, la cual evita o retrasa la aparición de cáncer
Yogurt, remedio natural
Yogurt, remedio natural

Seguro, después de conocer los beneficios del yogurt, se te debe antojar comer uno. Y en caso de que no quieras comprarlo, te tenemos el siguiente tip:

¿Cómo preparar yogurt casero?

Es muy fácil, y como te habíamos mencionado antes, sólo necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 litro de leche entera
  • 4 cucharadas de yogurt natural
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de algún saborizante de tu preferencia

Sólo necesitarás seguir estos sencillos pasos:

  1. Calienta la leche: aquí hay dos maneras de hacerlo dependiendo de qué textura te gustaría para tu yogurt, si te gustaría una textura firme, caliéntalo a 90°C aproximadamente durante 10 minutos, mantenlo en constante movimiento; si quieres una textura más fina, hazlo a 78°C durante 30 minutos
  2. Deja enfriar la leche: aproximadamente 10 minutos hasta que sientas que tenga una temperatura ligeramente menor o igual a la corporal
  3. Sirve el yogurt en los recipientes: puedes ocupar diferentes frascos para que su manipulación sea más sencilla, aunque, si lo deseas, también puedes verterlo en uno solo con suficiente espacio
  4. Sirve la leche en el recipiente con yogurt: una vez que lo hayas hecho, revuelve la mezcla a la perfección
  5. Último paso: precalienta tu horno y luego apágalo, espera a que la temperatura haya bajado hasta que se sienta tibio, introduce el yogurt y déjalo reposar ahí durante 5 horas

¡Listo! Ahora podrás disfrutar los beneficios del yogurt natural 100% casero, y de todas las increíbles ventajas que tiene para ti y tu familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *