Ejercicios para piernas con mala circulación

Ejercicios para piernas con mala circulación

¿Te ha pasado que tras un día muy largo sientes los pies hinchados? O peor aún, ¿evitas usar bermudas por la vergüenza de las várices? Si respondiste que sí a estos cuestionamientos, quiere decir que tienes signos de una mala circulación. Pero tranquil@, existen métodos para mejorar la circulación sanguínea. Sigue leyendo y conocerás los ejercicios para piernas ideales para mejorar este padecimiento.

¿Qué provoca una mala circulación?

Son diversas causas las que pueden provocarte deficiencia en la circulación sanguínea. Algunas son:

*Falta de ejercicio.

*Dieta deficiente.

*Fumar y beber alcohol.

*Uso de ropa demasiado ajustada, sobre todo, en la zona pélvica.

Puedes detectar que tu circulación no va del todo bien si presentas alguno de estos síntomas:

*Frío en las extremidades. Al no llegar la sangre correctamente a las extremidades, se produce un descenso de temperatura en ellas, por eso puedes sentir frío en tus pies o manos.

*Hormigueo o picor. Es un indicador de que los depósitos de grasa bloquean el flujo de sangre.

*Agotamiento persistente. Se manifiesta cuando sientes el cuerpo pesado o tienes mayor dificultad para moverlo. Esto se debe a que el oxígeno, vitaminas y nutrientes no llegan correctamente a las extremidades.

*Várices. Al generarse acumulación anormal de sangre en tus venas, provoca que se ensanchen y dilaten, creándose así las várices. Las venas varicosas son un signo de debilidad en las paredes venosas y mal funcionamiento en algunas válvulas.

*Hinchazón. A causa de la gravedad, la sangre se acumula en la zona de los pies, dificultando el retorno por las venas, ocasionando la hinchazón. Sin embargo, el exceso de líquido, que hincha las extremidades, también puede asociarse a un problema renal.

*Coloración azulada. Al no tener una oxigenación adecuada, la piel toma un tono de color azul.

*Cicatrización lenta. Cuando hay mala circulación, la sangre no puede transportar adecuadamente los glóbulos blancos, lo que entorpece el sistema inmunitario.

Si tienes algunos de estos padecimientos es importante que tomes acciones al respecto lo antes posible, ya que esto puede desencadenar problemas más graves a tu salud.

Piernas cansadas
Piernas cansadas

Ejercicios para piernas

Sin duda mejorar la circulación depende de varios factores. Aprender los hábitos para una vida saludable es fundamental para este propósito. Por eso aquí te recomendamos algunos ejercicios para piernas que puedes practicarlos en casa. Recuerda que para optimizar tu salud, es recomendable realizar 30 minutos de actividad física al día.

Emulación de bicicleta

Es un movimiento que beneficiará notablemente tu circulación. Esto porque favorece el retorno de la sangre al corazón.

Para realizarlo debes acostarte en el suelo o una colchoneta. Coloca toda la espalda sobre el suelo y las manos detrás de la nuca. Eleva las piernas y simula el movimiento de pedalear en una bicicleta. Puedes empezar con un minuto e ir aumentando el tiempo cada día.

Elevación de piernas y flexiones

Entre las opciones de ejercicios para piernas, esta actividad estimula el flujo y combate los trastornos circulatorios.

Acostad@, eleva tus piernas lo más extendidas que puedas hacia el techo, después flexiónalas hacia tu pecho. Puedes repetir el movimiento 20 veces en tres series, o lo más que puedas hasta lograr esta meta.

Separación de piernas

Este es un movimiento sencillo que te ayudará al flujo de la sangre en tus piernas y así evitar la formación de várices y “arañitas”.

Para lograr esta actividad debes separar y juntar tus piernas en el aire de forma repetitiva, como una tijera. Debes procurar que no caigan al suelo manteniendo el equilibrio. Puedes repetir este movimiento 15 veces en dos o tres series.

Giros de piernas

Existen ejercicios para piernas que ayudan a la circulación y a relajarte, un ejemplo es girar las piernas en el aire.

Para realizarlo, levanta una pierna estirada y haz círculos en el aire en el sentido de las manecillas del reloj, baja con cuidado y repite la misma acción con la otra pierna. Lo recomendable es hacer tres series de 15 a 20 giros con cada extremidad.

Flexiones de pies

Este ejercicio fortalece los músculos de las piernas y mejora la circulación.

Lo primero que debes hacer es sentarte en una silla y apoyar toda la plana de los pies. Después, levanta la punta de los pies y mantén esta postura por dos a cinco segundos. Al bajar, sube los talones y sostenlos por el mismo tiempo. Alterna de dos a tres series con 20 repeticiones.

Un tip extra

Para optimizar los resultados y tener una mejor circulación puedes combinar esta serie de ejercicios con algún medicamento de origen natural como las Flebocaps, ideales para el tratamiento de piernas cansadas y varices.

Los beneficios de este suplemento se deben a que contiene castaño de indias, ayudando a mejorar la circulación sanguínea e impidiendo el estancamiento de la sangre.

Es una opción accesible porque la encuentras en cualquier farmacia, incluyendo las de medicamentos genéricos. Para su consumo, se recomienda tomar una cápsula durante el desayuno y otra durante la cena. Recuerda consultar a tu médico antes de empezar con cualquier tratamiento.

Flebocaps
Flebocaps, 30 cápsulas

Con estos ejercicios para piernas dejarás los problemas de circulación, además, podrás lucirlas con cualquier outfit. Así que empieza desde ya con esta rutina y pronto verás grandes resultados.

Compártelo con todos tus conocidos. Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *