6 beneficios de los ejercicios isométricos

6 beneficios de los ejercicios isométricos

Para gozar de buena salud, la actividad física es una pieza fundamental, sin embargo, hay situaciones que dificultad que todas las personas puedan hacerla, como lesiones o problemas articulares; una alternativa es aprovechar los beneficios de los ejercicios isométricos. Sigue leyendo para conocerlos.

¿Qué son los ejercicios isométricos?

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el 57.9 % de la población mayor de 18 años en México no hace actividad física. Una de las tres principales razones son problemas de salud, por eso, una alternativa para estas situaciones son los ejercicios isométricos.

Este tipo de ejercicios trabajan los músculos a través de la tensión, pero sin realizar movimiento, los cuales pueden hacerse con o sin peso.

6 beneficios de practicar ejercicios isométricos

1.- Minimizan el riesgo de lesiones

Debido a que son ejercicios en los que no hay movimiento, tampoco existe un impacto fuerte sobre las articulaciones, como ocurre al saltar o hacer pesas. Estos los pueden hacer personas que tienen problemas articulares o utilizar como complemento en deportes de alto impacto, como los corredores de montaña.

2.- Fortalecen los músculos

Los ejercicios isométricos pueden trabajar determinados grupos musculares, lo que ayuda a que en poco tiempo se aumente la resistencia y eficiencia de los músculos, ya sea brazo, pierna, abdomen u otra parte del cuerpo.

3.- Poco tiempo para realizarlos

Al ejecutarlos, no se necesita invertir mucho tiempo, ni demasiadas repeticiones. En muchos casos, 30 segundos son suficientes para que el músculo trabaje correctamente, aunque con la práctica este tiempo puede aumentar.

4.- Sirve para la rehabilitación

Gracias que son bondadosos para el cuerpo, muchas veces se utilizan durante la recuperación de una lesión, ya que ayudan a fortalecer los músculos sin poner en riesgo la salud del deportista.

5.- Poco o ningún material

No se requieren de aparatos específicos, ya que pueden trabajarse con el peso del cuerpo. Si se quiere aumentar la dificultad basta con utilizar objetos cotidianos, como una botella de agua o libros que aumenten el peso del cuerpo.

6.- Para chicos y grandes

Los niños pueden practicar estos ejercicios, ya sea en casa o como parte de la clase de educación física, ya que los ayuda a tener mejor condición física, reducir el estrés escolar y mejorar su concentración en las actividades académicas.

También pueden aprovecharlo los adultos mayores, como parte de su entrenamiento diario, para que estén en condición, cuiden sus articulaciones, descansen bien y tengan una mejor calidad de vida.

Ejemplos de ejercicios isométricos

Hay diversos tipos y variaciones de estos ejercicios, algunos ejemplos son:

1.- Plancha isométricas: Para hacerla, es necesario estar boca abajo al suelo y apoyarse con la punta de los pies y los antebrazos. Se debe mantener la espalda recta y contraer el estómago. Este es uno de los mejores ejercicios isométricos para aumentar el core, una pieza importantísima para diversos deportes, como el atletismo.

Plancha isométrica

2.- Elevación de cadera isométrica: La persona tiene que estar acostada boca arriba con las rodillas hacia el cielo y las plantas de los pies apoyadas en el suelo. Elevar la cadera y mantener durante el tiempo necesario.  Se trabaja isquiotibiales, glúteos y abdomen.

Elevación de cadera isométrica

3.- Sentadillas isométricas en la pared: Se ejecutan al apoyar la espalda en la pared, luego bajar como si se hiciera una sentadilla normal y mantenerse en esa posición durante el tiempo necesarios. En este ejercicio se trabajan las piernas y glúteos.

4.- Flexiones isométricas: Estas son similares a las planchas, solo que, en lugar de apoyar los antebrazos, se deben colocar las manos en el piso y hacia los costados. Esto ayudará a tonificar los brazos.

Ten en cuenta estos puntos antes de realizar los ejercicios isométricos

  • Al igual que otra actividad física, se debe realizar un calentamiento previo, porque, aunque no hay movimiento, si hay tensión muscular, por lo que se debe preparar al cuerpo para evitar lesiones
  • Se debe mantener una alimentación saludable para prevenir problemas de salud, como obesidad, hipertensión o diabetes, pero también para tener los nutrientes necesarios para tener energía todo el día.
  • Si el médico lo indica, es necesario incluir un suplemento alimenticio que ataque las deficiencias nutricionales y otorgue un extra de energía, como el Forze VF G+G, el cual, además de proporcionar vitaminas y minerales esenciales, tiene ginseng y gingko biloba, que en conjunto ayudan a atacar la disminución física y mental. Se consigue en cualquier farmacia de medicamentos genéricos. Es necesario consultar al médico de confianza.
  • Al hacer el ejercicio se debe respirar con normalidad, no se debe retener la respiración
  • En caso de dolor o molestia, se debe acudir con el especialista de salud.

¡Ponte en forma!

No hay excusas para que aproveches los beneficios de los ejercicios isométricos. Te invitamos a realizarlos en compañía de tu familia y compartir estos consejos con todos tus conocidos. Hasta el próximo artículo en ¿Qué Puedo Tomar?

2 thoughts on “6 beneficios de los ejercicios isométricos

    1. Hola Juana, muchas gracias a ti por leer nuestros artículos, seguiremos esforzándonos por ofrecerte información que te sea útil. ¡Saludos! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *