¿Cómo hacer que mi hijo se interese en la escuela?

¿Cómo hacer que mi hijo se interese en la escuela?

La educación es necesaria para tener mayores oportunidades laborales y un panorama más amplio del mundo, por eso, como padres siempre surge la duda de cómo hacer que mi hijo se interese en la escuela; por eso, te traemos estos consejos que pueden ayudarte.

La enseñanza en México

La educación es un derecho de la infancia, sin embargo, el 33.9 % de los estudiantes, en todos los niveles educativos en México, tienen conocimiento insuficiente en lectura y comunicación, aseguran datos del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes. Esto significa que hay que prestar más atención en la enseñanza de los niños y jóvenes.

Existen diversos factores que contribuyen a la carencia de conocimiento, como es el desinterés para la escuela. En este caso, la participación de los padres, tutores y maestros es fundamental.

¿Por qué los niños no quieren estudiar?

Son diversas causas que llevan a un niño a no querer estudiar, las principales son:

Dificultad de aprendizaje: Esto se debe a que no logra seguir el ritmo de la clase, por lo que termina distrayéndose en otra cosa.

Dificultad propio de la asignatura: Cada persona tiene habilidades distintas, y en ocasiones, si a un niño se le dificulta una materia en específico la verá con desagrado y, por lo tanto, con poco interés.

Baja autoestima: Al comparar sus conocimientos con otros niños, el pequeño puede sentir que los suyos no son suficientes, lo que lo hace sentir inferior, que manifiesta con falta de atención.

Problemas familiares: Si se desarrollan en un ambiente conflictivo, es más fácil que su rendimiento académico se vea afectado.

Acoso escolar o Bullying: La violencia y los malos tratos en el ambiente académico generan emociones de miedo y tristeza, lo que dificulta su aprendizaje y desarrollo.

Falta de motivación: La enseñanza puede ser tediosa para muchos niños, ya que lo ven como una obligación aburrida, por lo que tratarán de evitarla.

Niños con falta de motivación para estudiar

¿Cómo detectar a un niño desmotivado?

Cada niño actúa diferente, pero hay algunas señales que pueden avisar que un hijo no tiene interés en el estudio, algunas son:

  • Está apático y sin energía
  • No quiere hacer cosas nuevas
  • No tiene pasión por algún pasatiempo o actividad
  • Parece ser un niño perezoso
  • Carece de iniciativa para hacer tareas por sí mismo
  • Hace las cosas rápido para dejarlas de hacer
  • No se ve feliz al hacer las tareas académicas
  • Percibe que su esfuerzo no es valorado

Al detectar alguna, es momento de actuar.

¿Cómo hacer que mi hijo se interese en la escuela?

Hoy te dejamos con 6 diferentes estrategias que los padres pueden hacer para motivar el interés por la escuela, como:

1.- Hablar de su día

Preguntarle al pequeño sobre su día en la escuela es una medida que ayuda a la confianza entre padre e hijo y hace los pequeños tengan la oportunidad de contar sus experiencias y compartirlas. En este sentido, es necesario escuchar atentamente al menor, con paciencia y sin interrupciones.

Esto también ayuda a detectar problemas como acoso escolar y darle una pronta solución.

2.- Exponer los logros

Para que el niño se sienta orgulloso de lo que hace, un tip es mostrar sus logros en un lugar especial de la casa, como exhibirlo en el refrigerador o en un estante, puede ser un dibujo, un dictado o alguna manualidad que haya hecho en la escuela, esto ayudará que se esfuerce por destacar con su trabajo.

3.- Cuidar las expectativas

Hay ocasiones en que a los padres les gustaría que sus hijos tuvieran las mejores calificaciones, sin embargo, esto no siempre es posible, y tampoco debe ser motivo de castigo y regaño; en su lugar, buscar una solución en conjunto, sin generar estrés excesivo que pueda afectar la salud del menor.

4- Reforzar el tipo de aprendizaje

Cada niño aprende de manera distinta, ya sea escuchando, viendo, escribiendo o haciendo un trabajo manual. Esto significa que, para tener mejores resultados, su educación debe estar orientada a ese tipo de aprendizaje, por ejemplo, si un niño aprende con música, se puede poner un audio sobre las tablas de multiplicar para que aprenda más rápido.

5.- Tener horarios de esparcimiento y de estudio

Establecer tiempos para cada actividad ayuda a que el niño enfoque su energía a una sola tarea; al inicio puede ser complicado, especialmente si no se tiene un esquema previo, pero con el tiempo lo ayudará a organizarse mejor, incluso en la edad adulta; lo cual contribuye a que tenga tiempo y energía para todas sus actividades.

6.- Busca materiales entretenidos

Aunque un libro es necesario para el aprendizaje, no es el único material que puede aprovechar un niño, ya que también existen videos, audios o juegos que ayudan a desarrollar diferentes habilidades. Para encontrarlo un padre puede apoyarse de su buscador de internet, grupos para padres en redes sociales o recomendaciones de los mismos profesores.

Cómo hacer que mi hijo se interese en la escuela

Alimentos que dan energía

Esto ayudará a que el niño tenga energía para estudiar y que su cerebro retenga mejor la información. Algunos aperitivos que se pueden incluir son:

Yogur: Gracias a la combinación de proteínas y calcio, ayudan a la concentración

Plátanos: Son una excelente fuente de energía y contribuyen a la producción de serotonina, que beneficia al estado de ánimo

Chocolate: Lo ayuda a estar concentrado, con energía y contento

La importancia de la actividad física en los niños

La actividad física en los niños es necesaria para su crecimiento, ya que tienen muchos beneficios como:

  • Desarrollar el aparato locomotor
  • Aprender a controlar el sistema neuromuscular, que es el mecanismo de coordinación y control de movimientos
  • Contribuir a un peso saludable
  • Mejorar el rendimiento escolar
  • Estimular el desarrollo del pensamiento abstracto
  • Aumentar la autoestima

Logra que tu hijo destaque en la escuela

Cuando surja la duda de cómo hacer que mi hijo se interese en la escuela, ya sabes cómo actuar con estos consejos. Recuerda que, durante la época escolar, tu pequeño te necesita en todo momento. Te invitamos a compartir este artículos y leer más en ¿Qué Puedo Tomar? Nos vemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *