¿Agitación, mareo, dolor de cabeza? Podrían ser síntomas de presión alta, ¡conócelos!

¿Agitación, mareo, dolor de cabeza? Podrían ser síntomas de presión alta, ¡conócelos!

Califica esta publicación

La hipertensión cada vez es más común. Se le conoce como la “enfermedad silenciosa”, ya que llega a pasar desapercibida por años, hasta que se vuelve crónica. Por eso, es fundamental que conozcas más sobre los síntomas de la presión alta y cómo cuidarte, en especial, si tienes familiares que la padezcan. ¡Checa esta información!

¿Qué es la hipertensión?

Empecemos por entender qué es esta enfermedad. La presión arterial es la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias, a medida que el corazón bombea sangre al cuerpo. Cuando esta fuerza es muy elevada, se da la hipertensión, la cual se considera como enfermedad cardiovascular y puede llevar a ataques cardiacos. Además, si no se trata adecuadamente, también afecta otros órganos vitales como cerebro, riñones y ojos.

La presión se divide en sistólica (cuando el corazón late mientras bombea la sangre) y diastólica (cuando el corazón está en reposo entre un latido y otro). Los niveles normales de presión son 120/80. Si superas esta cifra, pero no llegas a 140/90, estamos hablando de prehipertensión, ¡cuidado!, es momento de hacer algo. Y si sobrepasas esta última cifra, la hipertensión ya está presente.

Aunque también debes tomar en cuenta que la presión arterial se eleva por situaciones tan comunes como agitarte al hacer ejercicio, desvelarte mucho, tomar ciertos medicamentos, etc. Por eso, para diagnosticarte con hipertensión, debes checarte 2 o 3 veces al día, al menos por una semana.

Síntomas de la presión alta

Hay ciertas señales de alerta, pero son tan cotidianas que normalmente no les prestamos atención. Por ejemplo, insomnio, sueño inquieto, problemas auditivos como zumbidos o ruidos en el oído, enrojecimiento facial, mareos. Cuando esta enfermedad está más avanzada, se presentan signos más característicos que debes conocer.

Los principales síntomas de la presión alta son:

  • Dolor de cabeza (cuando ya hay crisis hipertensiva)
  • Palpitaciones
  • Visión borrosa
  • Dolor en el pecho
  • Náuseas y vómito
Síntomas de la presión alta
Síntomas de la presión alta

Es mejor prevenir

  • El primer paso es no esperar a tener síntomas para cuidarte. Lo ideal en cualquier enfermedad es prevenir. Tengas o no antecedentes familiares de hipertensión, chécate regularmente la presión.
  • Mantén un peso saludable, ya que el sobrepeso aumenta el riesgo de hipertensión, diabetes y otras enfermedades.
  • Evita el sedentarismo, y no sólo hablamos de hacer ejercicio una hora al día, sino también de no estar sentado todo el tiempo. Busca la forma de mantenerte en movimiento. Camina lo más que puedas, sube y baja escaleras, procura levantarte al menos cada hora y media, etc.
  • Una dieta saludable será tu gran aliada para combatir enfermedades. Cuídate mucho tu alimentación, y en este caso, limita la cantidad de azúcar y las grasas.
  • Evita el consumo excesivo de alcohol y de cigarros.
  • Controla el estrés, en la medida de lo posible, ya que éste eleva los niveles de presión. Mejor relájate.

¿Cómo cuidarte si padeces de presión alta?

Cuando ya tienes síntomas de la presión alta, debes seguir las indicaciones anteriores, más las recomendadas propias de esta enfermedad. Mantenla controlada la hipertensión para que no dañe tus órganos.

Debes seguir tu tratamiento médico y acudir a revisión regularmente. Existen diferentes medicamentos para la hipertensión. Por ejemplo, valsartán, que impide que los vasos sanguíneos se estrechen, lo que disminuye la presión arterial y mejora el flujo sanguíneo. Viene en comprimidos de 80 y 160 mg.

Valsartán
Valsartán

Otro ejemplo es amlodipino, se usa para tratar la hipertensión, así como algunos padecimientos cardiacos. Lo encuentras en tabletas de 5 mg. Una opción más es nifedipino. De igual forma, es utilizado para controlar la presión alta y la angina pecho. Hay presentación de cápsulas de 10 mg, y comprimidos de 30 mg. Y así sigue la lista, lo importante es acudir con tu médico para que te recete el tratamiento específico que requieres.

Como es una enfermedad crónica, el consumo de estos medicamentos es continuo. Sin embargo, están disponibles en farmacias de genéricos a un costo muy accesible, para que te preocupes más por tu salud que por estos gastos.

Pero recuerda que debes acompañar tu tratamiento con cambios significativos en tu vida, para mantener controlados los síntomas de presión alta y sus consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *