Te decimos qué es un broncodilatador, y de qué manera aplicarlo

Te decimos qué es un broncodilatador, y de qué manera aplicarlo

Las enfermedades respiratorias crónicas cada vez son más comunes, como el asma o EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica). Y una de las formas de tratarlas es con broncodilatadores. Es posible que no estés familiarizado con este término, pero nadie está exento de alguno de estos padecimientos. Por eso es importante saber qué es un broncodilatador, así como la forma en que debes aplicarlo. ¡Checa la información que preparamos para ti!

Qué es un broncodilatador?

Los broncodilatadores son medicamentos que relajan los músculos bronquiales que envuelven las vías respiratorias. De esta forma, hacen que se ensanchen o se dilaten, permitiendo que sea más fácil respirar a través de ellas.

Si conoces a alguien, o tú mismo padeces alguna enfermedad respiratoria de este tipo, sabrás lo terrible que se siente no recibir suficiente aire. Entonces los broncodilatadores resultan un instrumento muy útil e imprescindible.

Ahora que sabes qué es un broncodilatador, te explicamos que existen 3 tipos:

Agonistas beta-2

Hay de corta duración que brindan alivio rápido y temporal, que tardan entre 3 y 5 minutos en hacer efecto y duran más o menos de 4 a 6 horas. Estos generalmente se usan cuando haces alguna actividad que puede causarte problemas para respirar como ejercicio o salir al aire frío. Suelen ser medicamentos inhalados.

También hay otros que son de acción prolongada, que actúan hasta los 20 minutos, pero su efecto dura de 12 hasta 24 horas. No son utilizados para tratar las crisis por el tiempo que tardan en funcionar. Generalmente se administran vía oral.

Anticolinérgicos

Son otro tipo de broncodilatadores inhalados. Suelen acompañarse con un agonista beta-2 para mejor efecto, debido a que, por sí solo, no detiene una crisis que ya comenzó. De igual forma, los encuentras de corta (10 minutos) y larga duración (20 minutos).

Teofilina

Pertenece al grupo de metilxantinas. Es de acción prolongada y se administra por vía oral o inyectada, ya que no existe en forma inhalada. Se utiliza en casos graves o difíciles de controlar, sobre todo, de asma, EPOC y bronco-espasmos. Para que el médico pueda indicarte un tratamiento y ajustar la dosis que necesitas, primero se requieren análisis de sangre.

Qué es un broncodilatador
Qué es un broncodilatador

Cómo utilizar un broncodilatador

Saber qué es un broncodilatador es imprescindible, pero también debes conocer cómo aplicarlo.

  • Mantente derecho, ya sea sentado o de pie y levanta la barbilla para que se abran las vías respiratorias.
  • Agita con fuerza el broncodilatador y retira la tapa.
  • Si es la primera vez que lo usas o tienes tiempo sin utilizarlo, da un disparo al aire para que compruebes que está funcionando bien.
  • Inhala unas cuantas veces y suelta el aire poco a poco.
  • Coloca inmediatamente el broncodilatador en tu boca, asegurándote de que tus dientes queden alrededor de la boquilla, sin morder, y tus labios “sellen” para evitar que entre aire.
  • Aspira y, al mismo tiempo, aprieta hacia abajo el broncodilatador para liberar la medicina. La dosis te la indicará el médico. Respira profundamente hasta que te asegures de que la medicina ha llegado a tus pulmones.
  • Contén la respiración unos 10 segundos antes de exhalar.
  • Tapa nuevamente el broncodilatador.

Ejemplos de broncodilatadores

Bromuro de ipratropio

Es un broncodilatador de larga duración del grupo de los anticolinérgicos. Se administra por inhalación, solución, aplicación nasal o en cápsula, y es muy usado para tratar el EPOC.

Bromuro de ipratropio
Bromuro de ipratropio

Salbutamol

Es un antagonista beta-2 de corta duración. Es uno de los principales tratamientos para pacientes con asma y EPOC, ayudando a aliviar bronco-espasmos. Suele utilizarse con un pulverizador o nebulizador para que la sustancia activa llegue por vía inhalatoria a los pulmones, donde actúa directamente.

Salmeterol

También está en el grupo de antagonistas beta-2 de larga duración. Tarda 20 minutos en hacer efecto aproximadamente, pero dura 12 horas. Generalmente viene un inhalador de polvo seco.

Estos son sólo algunos ejemplos de los muchos broncodilatadores que existen, y que además encuentras con facilidad en cualquier farmacia genérica. Tu médico es quien te dirá cuál es el que necesitas, así como la dosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *