¿Qué diferencia hay entre virus y bacteria?

¿Qué diferencia hay entre virus y bacteria?

Cuando nos resfriamos es muy común enfermarnos, ir con el médico y que nos dé antibiótico. Pero ¿realmente necesitamos antibiótico para una enfermedad viral? ¿Cómo podemos diferenciar si nuestro resfriado es causado por un virus o una bacteria?

Sin entrar en términos científicos, te voy a explicar qué diferencia hay entre virus y bacteria. Todo ser vivo tiene bacterias, las cuales pueden ser “buenas” o “malas”; para eliminarlas, se necesita de un antibiótico. Estas no necesitan de células o seres vivos para reproducirse, por el contrario, los virus sí necesitan de las células de otros seres vivos para sobrevivir y reproducirse.

De las bacterias podemos decir que algunas pueden llegar a ser benéficas para el cuerpo humano, pero de los virus no podemos decir lo mismo; estos siempre originan una infección. En su caso, para eliminarlos se necesita un antiviral. Con esta información ¿estás notando qué diferencia hay entre virus y bacteria? Sigamos…

Sin embargo, no siempre un medicamento es necesario para eliminar un virus. Una forma en que nuestro cuerpo se deshace de ellos es cuando nuestro sistema inmunológico es fuerte y se activa ante la presencia de uno. El sistema inmunológico es la principal defensa que tenemos ante aquellos microorganismos que quieren dañarnos, ya que es una barrera de protección. Definitivamente, este punto es muy importante para conocer qué diferencia hay entre virus y bacteria al momento de tener que luchar contra ellas.

via GIPHY

Una forma de aumentar la acción de nuestro sistema inmunológico para que esté siempre alerta y listo para combatir a los intrusos es a través de la ingesta de lactobacilos, los cuales protegen nuestro estómago de aquellas bacterias que quieren afectarnos.

Otro activador de defesas que es buenísimo, sobre todo para esos intrusos que nos causan enfermedades respiratorias, es uno llamado wellmune, el cual proviene de una levadura. Yo lo conocí hace poco cuando una amiga me lo recomendó. Lo mejor es que puedes encontrarlo como parte de muchos productos, aunque para que sea más efectivo es recomendable tomarlo en un suplemento.

Yo fui a una farmacia de medicamentos genéricos y lo compré en cápsulas, las cuales son ideales para adolescentes y adultos. Aunque si buscas una presentación más práctica o si te cuesta trabajo tomar una cápsula, también puedes encontrarlo en presentación bebible, a través de shots con un delicioso sabor a naranja.

Incluso también hay para los niños, a mi hijo le doy una presentación que encontré en gomitas con wellmune, las cuales también lo ayudan a aumentar su sistema inmunológico y a que no se enferme. O si bien, se llega a enfermar, que no sea tan grave y se recupere mucho más rápido de esos molestos síntomas, para así, no tener que faltar a la escuela.

Este producto le ha funcionado muy bien a mi pequeño, porque al convivir con muchos niños en la escuela todos los días, es más fácil estar expuesto algún tipo de contagio, ya sea de virus o bacterias, por lo que más vale prevenir.

De mamá a mamá te digo que esta es una excelente manera de mantener a toda la familia protegida, además de tener un sistema inmunológico estable para evitar enfermarse o recuperarse más rápido.

Ahora que sabes qué diferencia hay entre virus y bacteria, y cómo se tratan, lo pensarás dos veces antes de automedicarte. Recuerda que lo mejor es siempre acudir con un profesional de la salud, ya que solo él podrá diagnosticar el origen de tu enfermedad, y cómo debe solucionarse. Si tienes más dudas sobre la diferencia entre virus y bacteria, consulta a tu médico.

Autora: Viridiana Betancourt Bojorquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *