Conoce qué son los medicamentos genéricos y su importancia en la economía de tu hogar

Conoce qué son los medicamentos genéricos y su importancia en la economía de tu hogar

Califica esta publicación

Seguramente en más de una ocasión te has preguntado qué son los medicamentos genéricos y por qué deberías preferirlos. Esta vez aclararemos tus dudas con la intención de que conozcas lo importantes que son en la economía de tu hogar. Y sobre todo, para que sepas que puedes tomarlos con la confianza de que serán útiles para aliviar cualquier enfermedad, sin que gastes grandes cantidades de dinero. ¡Toma nota!

¿Qué son los medicamentos genéricos?

Un medicamento genérico es aquel que tiene la misma composición de principios activos, (y hablamos tanto de cantidad como de calidad), que un medicamento de patente. Sin embargo, cuando son medicinas de patente, los laboratorios tienen el derecho exclusivo de venderlas por un tiempo determinado.

Cuando la patente se libera, y otros laboratorios trabajan con la misma fórmula, estos productos adquieren el nombre de medicamento genérico. Además, pueden llamarse por el nombre genérico de la sustancia medicinal que los compone. Entonces se comercializan en el mercado una vez que la patente del medicamento patente ha caducado, y han sido aprobados por la Secretaría de Salud y las instancias correspondientes.

Aclarado esto, puedes eliminar todo mito sobre los medicamentos genéricos. Ya que se tiene la idea errónea de que contiene dosis menores que los productos de patente. Y no sólo las personas llegan a desconfiar de ellos, sino también los médicos. Pero no te dejes llevar por un nombre llamativo o una cajita más vistosa. Lo importante es el principio activo. Así que olvídate de esas malas opiniones y dale una ayuda a tu salud y a tu bolsillo.

Productos genéricos
Productos genéricos

¿Por qué comprar medicamentos genéricos?

Su principal ventaja es que con los productos genéricos consigues un precio considerablemente menor que los de patente, sin restar calidad, seguridad ni eficacia. Así puedes ahorrar hasta un 75%. De esta manera, se vuelven la opción ideal para los momentos de enfermedad que llegan de imprevisto. Y garantizan que todas las personas puedan conseguir el medicamento genérico que necesitan.

Pero recuerda que esta reducción de costos no tiene que ver con mala calidad. Más bien es porque, al ser libres de venta,  muchos están interesados, y por esta demanda, su precio disminuye.

Cuando la patente caduca, todos los medicamentos pueden tener su correspondiente genérico. Ya sea productos básicos para dolencias comunes, hasta medicamentos especializados. Así se vuelven más accesibles para todo público.

Aunque quizá te preguntes cómo se sabe que funcionan igual. Te contamos que existen estudios de bioequivalencia. Estos se realizan en seres humanos, obviamente con todos los permisos necesarios. Ayudan a garantizar que el principio activo de ambos medicamentos, llega al organismo en la misma cantidad, en el mismo tiempo y se elimina de la misma forma. Es decir, curan igual y puedes usar uno u otro sin poner en riesgo tu salud.

Entonces si tienes dolor de estómago provocado gastritis o colitis, dolor de cabeza o muscular, etc., puedes adquirir perfectamente medicamentos en farmacias de genéricos. Sin preocupaciones ni dudas, y con gran resultado.

Ya tienes claro qué es un medicamento genérico y sabes que puede ayudarte como el original. Pero seguimos con la misma recomendación de siempre, ante cualquier enfermedad acude a tu médico para que recete lo más adecuado para ti. Porque la automedicación, ya sea con medicamentos genéricos o de patente, es igual de peligrosa. ¡No te arriesgues!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *