Aprende cómo aliviar la lumbalgia con estos consejos

Aprende cómo aliviar la lumbalgia con estos consejos

Aunque aprender a levantar una caja o sentarse correctamente, son prácticas que muchas personas no consideran fundamentales para su vida cotidiana, la realidad es que sí lo son. La razón es que, al no realizarlas correctamente, muchas veces originan un dolor lumbar que, en algunos casos, puede resultar incapacitante. A continuación, te contamos cómo identificar una lumbalgia y cómo tratarla para evitar que afecte tu vida diaria.

via GIPHY

¿Qué es la lumbalgia?

Se trata de un dolor que se presenta en la región lumbar, es decir, en la cintura y espalda, el cual puede recorrer los glúteos y muslos; de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aproximadamente 80 de cada 100 personas la padecen, así que es un problema muy común.

La mayoría de las lumbalgias son de corta duración (aguda) y desaparecen en pocas semanas. Sus principales causas, de acuerdo con la aseguradora Cigna son:

-Uso excesivo, distensión o lesiones

-Envejecimiento

-Hernia de disco

-Artritis

-Fracturas por comprensión

-Un problema de nacimiento en la columna vertebral

-Otra enfermedad

En muchas ocasiones, no se conoce la causa exacta que provocó la lumbalgia.

¿Cómo se diagnostica?

El tipo de dolor varía en cada paciente, para diagnosticarlo, el médico preguntará sobre los antecedentes de salud, síntomas y actividades; asimismo hará un examen físico. Esto ayudará a descartar otros problemas.

En caso de que el malestar dure más de seis semanas o el especialista considere que es más que un dolor muscular, se puede sugerir pruebas de radiografía, tomografías computarizadas, exámenes de imágenes por resonancia magnética. Asimismo, si tarda en aliviarse, el médico general puede sugerir acudir con un ortopedista o un neurólogo.

En caso de sentir debilidad, entumecimiento en ambas piernas, falta de control de la vejiga o los intestinos, se debe acudir a urgencias.

¿Cómo tratar la lumbalgia?

Para tratarla, la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. recomienda:

Utilizar compresas de temperatura

Se puede colocar hielo envuelto en una toalla en la zona afectada durante las primeras 24 a 48 horas, esto ayudará a reducir el dolor e inflamación; posteriormente, colocar fomentos de agua caliente.

Poner pausa al movimiento

Se debe evitar la actividad física normal en los primeros días, esto reducirá la inflamación y dolor; se debe tomar en cuenta:

– No realizar actividades que involucren levantamiento de pesas o torsión de la espalda en las primeras seis semanas.

-Después de dos a tres semanas, retomar gradualmente el ejercicio

-Se puede empezar con actividades aeróbicas ligeras como caminar, andar en bici o nadar. Estos ayudan a mejorar el flujo de sangre en la espalda y benefician su curación.

Asistir a terapia física

Otra alternativa es acudir con un terapeuta. que se enfocará en técnicas para reducir el dolor, y después en métodos para prevenir la lumbalgia.

Los estiramientos y fortalecimiento de músculos también son importantes, pero se deben seguir las indicaciones del terapeuta para saber cuándo y cómo hacerlos; de lo contrario, puede agravar la lesión.

Tomar analgésicos

Para aliviar las molestias e inflamación de manera rápida, el médico puede sugerir el uso de analgésicos de venta libre como el ibuprofeno, acetaminofeno o ketoprofeno; este último también se consigue en parche, el cual está indicado para dolores musculares o articulares como contusiones, lumbalgia, tendinitis o artritis.

Una ventaja de optar por esta presentación es que los AINES (antinflamatorios no esteroides) tópicos reducen en gran medida las complicaciones gastrointestinales, y además se concentran en la zona que está el malestar; de acuerdo con un artículo de la revista española, Farmacia Profesional.

La mejor opción para adquirirlo es en las farmacias de medicamentos genéricos, ya que está a un precio accesible y es de calidad, por ejemplo este . Antes de tomar cualquier tratamiento, se debe consultar al médico.

¿Cómo prevenir este malestar?

Para disminuir su riesgo, se sugieren estas recomendaciones del IMSS:

-Dormir en la posición correcta en un colchón duro. Si quieres conocer más lee este artículo sobre posturas para dormir.

-Sentarse con la espalda apoyada en el respaldo del asiento, de preferencia, optar por sillas ergonómicas

-Si se levantan objetos del suelo, se deben flexionar las rodillas; en caso de que estén pesados, es mejor moverlos por partes

-No voltear de manera brusca, mejor, girar todo el cuerpo

-Evitar los esfuerzo excesivos o movimientos forzados del tronco

-Antes de la actividad física, realizar calentamiento de brazos y piernas, mínimo por cinco minutos.

Evita complicaciones en tu espalda

Para que te puedas mover con libertad, sigue estos consejos para aliviar la lumbalgia. Te invitamos a compartirlos con toda tu familia. No olvides leer más artículos en ¿Qué Puedo Tomar? y dejarnos tus comentarios sobre qué otros métodos conoces o de qué te gustaría leer. ¡Nos vemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *