Consejos para cuidar al adulto mayor en invierno

Consejos para cuidar al adulto mayor en invierno

En México, hay más de 15 millones de personas de 60 años, es la población más vulnerable. Aquí puedes leer estos consejos para cuidar al adulto mayor en invierno y darles una mejor calidad de vida a aquellos que te cuidaron de pequeño.

Enfermedades comunes en la tercera edad

Durante el invierno hay enfermedades en los adultos mayores que se agudizan, y otras que pueden derivar en complicaciones importantes, las principales son:

Artritis

Es una enfermedad inflamatoria que afecta a las articulaciones y sus tejidos circundantes de manera crónica; causa dolor, rigidez, hinchazón y movimiento limitado. Aunque tres de cada cuatro personas con esta enfermedad son mujeres, con la edad, esta brecha se disminuye, asegura el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores. Los pacientes con esta perciben mayor dolor y rigidez durante el invierno, debido a las bajas temperaturas y al aumento de la humedad.

Hay que considerar, que, al envejecer, la piel se adelgaza y los cambios de temperatura son más perceptibles.

Enfermedades respiratorias

Estas infecciones causadas por virus y bacterias puede ser todo un lío en personas mayores de 60 años, ya que ellos pueden presentar complicaciones que involucren síntomas más fuertes o pongan en riesgo su salud, desafortunadamente en invierno aumentan las enfermedades reparatorias alrededor del 40%.

Sus principales síntomas son:

  • Debilidad muscular
  • Dificultad para respirar
  • Malestar general
  • Dolor de cabeza
  • Estornudos o flujo nasal
  • Tos
  • Ardor o dolor de garganta
  • Dolor de huesos y articulaciones

En caso de presentar fiebre, respiración rápida, falta de aire, se hunden las costillas, silva el pecho o se siente debilidad, se debe acudir con el médico a la brevedad posible.

Durante el invierno hay enfermedades en los adultos mayores que se agudizan.

Problemas cardiovasculares

Por causa de las temperaturas bajas, las enfermedades cardiovasculares aumentan más del 20%, asegura la Fundación Española del Corazón, cuyos efectos pueden incrementarse en personas con problemas crónicos o edad avanzada.

Sin embargo, hay que considerar que la hipertensión, la cual afecta a cerca de 31 millones de mexicanos, es más habitual conforme pasa la edad, según Instituto Mexicano del Seguro Social; es decir, una persona adulta puede estar doblemente expuesta a estos problemas.

Consejos para cuidar al adulto mayor en invierno

Para disminuir el riesgo de estas enfermedades y sus complicaciones, se aconseja lo siguiente:

Utilizar ropa adecuada

Se debe optar por ropa cálida y de capas, para evitar el frío y no acalorarse demasiado. Algunas prendas recomendables son:

  • Gorro: mantiene la cabeza y orejas calientes
  • Guantes: son necesarias si se tienen problemas reumáticos
  • Bufanda: protege el pecho y el cuello del frío
  • Calcetines: ayudan a mantener cálidos las partes inferiores del cuerpo
  • Abrigo: es de las mejores prendas para mantener el calor en todo el cuerpo

Vacunarse

Esta es una medida esencial para prevenir enfermedades graves, por eso, es importante que los abuelitos reciban sus vacunas completas, como la de la influenza, que se aplica anualmente.

Chequeos rutinarios

Este es otro paso en los cuidados para adultos mayores porque sirven para detectar problemas y prevenir complicaciones, especialmente en invierno. Los chequeos más habituales son revisar la presión arterial, niveles de glucosa y estado de las articulaciones.

Vigilar la alimentación

Otro pilar importante es la dieta, se debe hacer un plan alimenticio de acuerdo con su condición de salud y actividades diarias.

Elegir alimentos ricos en nutrientes, pero sin demasiadas calorías extra como:

  • Frutas y vegetales (especialmente de diferentes colores vivos)
  • Granos integrales, como pan integral, avena y arroz integral
  • Leche descremada y queso bajo en calorías, o leche de arroz o de soya fortificada con vitamina D y calcio
  • Pescado, mariscos, carnes magras, aves y huevos
  • Frijoles, nueves y semillas
  • Evitar calorías vacías o huecas, que tienen pocos nutrientes, pero muchas calorías, como: papas fritas, dulces, productos horneadas, bebidas azucaradas y alcohol
  • Alimentos bajos en colesterol y grasas
  • Tomar suficiente agua

Llevar a cabo una dieta saludable ayuda a reforzar el sistema inmune y luchar contra las enfermedades de temporada.

Durante el invierno hay enfermedades en los adultos mayores que se agudizan

Uso de suplementos

En ocasiones, una persona mayor puede necesitar el uso de complementos nutricionales, pero deben ser recomendados por un especialista. Algunos ejemplos son:

Vitamina D: Este es un nutriente esencial para un esqueleto saludable y un sistema inmune eficaz. Se sintetiza con la exposición al sol o se obtiene de alimentos como pescado, hígado de res y hongos. También se adquiere de suplementos como la vitamina D3 o colecalciferol.

Zinc: Se encuentra en las células de todo el cuerpo y es esencial para las defensas; se obtiene de las ostras, carnes rojas, frijoles, frutos secos y cereales integrales. Se obtiene de suplementos como el VF q10, que además contiene hierro, vitaminas del grupo B, magnesio, Vitamina A, potasio, calcio, entre otros.

Vitamina A: Se obtiene de alimentos como el hígado de res, ciertos pescados, hortalizas de hoja verde y verduras de colores intensos. Es un nutriente importante para los adultos mayores, ya que les ayuda a su sistema inmune y a reducir el desgaste de su visión, se obtiene de suplementos como Shot Fizz C, que además contiene vitamina C, que es un antioxidante, el cual combate el envejecimiento celular y ayuda a que el cuerpo funcione correctamente, incluyendo las defensas.

Afecto a la persona y buena comunicación

Otro aspecto de cómo cuidar a un adulto mayor en casa es crear un vínculo de confianza para que se sienta bien emocionalmente y pueda transmitir su sentir, además, con eso, puede revelar información importante para detectar ciertos padecimientos. Para lograrlo, se necesita:

  • Tener paciencia y sonreír
  • Usar oraciones y preguntas claras
  • Ajustar el volumen
  • Tener un buen ambiente para conversar
  • Articular correctamente

Otras medidas importantes

Además de las anteriores, se debe considerar lo siguiente:

  • Tener una persona asignada para cuidar al adulto mayor y un suplente en caso de que la primera no pueda atenderlo
  • En temporada de enfermedades respiratorias, reducir el contacto con otras personas, sobre todo, aquellos que están en riesgo de contagiarse fácilmente de una infección de este tipo
  • Utilizar cubrebocas al visitarlo y aplicar la sana distancia, especialmente, si hay sospecha de alguna infección respiratoria
  • Lavar todos los alimentos y desinfectar todas las superficies
  • Recordarles que deben lavarse las manos constantemente

Cuídalos y apapachalos

Recuerda que los mayores son personas que necesitan el apoyo de sus seres queridos, te invitamos a compartir este artículo sobre consejos para cuidar al adulto mayor en invierno con todos tus conocidos. Nos vemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *