Frío vs piel sensible

Frío vs piel sensible

Califica esta publicación

Últimamente, pareciera que el clima está en contra de nosotros: por la mañana hace frío, a medio día calor, y más tarde llueve y hace frío de nuevo… ¡todos los climas en solo unas horas! Y, no se diga de las consecuencias que esto le trae a la piel sensible, o ¿acaso no has notado qué cuesta más trabajo mantenerla hidratada? Para que siempre mantengas una piel sana, aquí te dejamos algunos tips que te ayudarán a tener una piel en esta época.

 ¿A qué se debe la irritación en la piel?

Ocurre cuando hay falta de aceite y agua en sus capas; lo afecta a pieles sensibles, secas, grasas y mixtas por igual.  Esto puede deberse a:

*Deshidratación

*Desnutrición

*Calor

*Frío

*Humedad

*Estrés

*Tratamientos médicos

Los síntomas que se pueden presentar son: escamas, asperezas, sensación de piel estirada, comezón y ardor.

Cuidados diarios para una piel sensible

Si identificas una o varias de estas características en tu piel, te sugerimos tomes en cuenta las siguientes recomendaciones:

*Come sanamente: procura que dentro de tus alimentos incluyas los que contienen vitamina C y mucha agua.

*Hidrátate por fuera: evita utilizar agua muy caliente para bañarte, ya que esto ocasiona que tu piel se reseque; lo mejor es el agua tibia.

*Realiza ejercicio: el sudor ayuda a desintoxicar la piel, abre los poros y elimina las células muertas.

*Exfóliate: te ayudará a remover las células muertas y permitirá la absorción de productos hidratantes.

*Bebe mucha agua: aunque no tengas ganas sed, sigue tomando de 6 a 8 vasos de agua al día, esto evitará que tu piel luzca deshidratada.

*Cuídate de los jabones: utiliza aquellos que sean neutros o que contengan glicerina; mantendrán tu piel protegida.

*Usa crema hidratante: busca una que se especialice en piel sensible, ya que son las más indicadas en equilibrar el pH y proporcionar la elasticidad necesaria.

También te puede interesar: 4 pasos básicos para tener un rostro perfecto

 

Si pensaste que eso era todo, aquí te dejamos algunos remedios para piel sensible, muy útiles para la época de frío.

Baños con agua de avena

Si quieres tener una piel suave y tersa, no hay mejor remedio que el baño de avena. Este remedio te ayudará a combatir los problemas dermatológicos como psoriasis y dermatitis.

Muele una taza de avena cruda, hasta dejarla hecha polvo. Añádele agua tibia y rocía tu cuerpo al finalizar tu baño. Notarás una piel más suave y humectada en pocos días.

Aceite de oliva

Este remedio le caerá de maravilla a los codos, rodillas, manos y pies de tu cuerpo, ya que los mantendrá humectados.

Evita que tus codos y rodillas se deshidraten
Cuida codos y rodillas

Coloca algunas gotas en un algodón y pásalo por las zonas mencionadas, en poco tiempo lograrás un cambio notorio en su apariencia.

Rosa mosqueta

Aparte de dar suavidad a tu piel, logrará una cicatrización en los tejidos. Es importante ser constante en su aplicación para obtener los resultados esperados.

Añade unas gotitas de rosa mosqueta a tu crema habitual y mézclala bien. Utilízala diariamente.

Como te habrás dado cuenta, estos remedios para piel sensible son muy prácticos y económicos. ¡Estamos seguros que te serán muy fáciles de aplicar!

Recuerda: las recomendaciones que te damos para el cuidado de la piel sensible pueden ser muy útiles durante cualquier época del año.

En caso de que tu piel presente algún tipo de salpullido o irritación, lo mejor será que visites a un dermatólogo, antes de aplicar cualquier remedio o tratamiento.

Esperamos que esta información te sea de utilidad en tu vida diaria y los puedas llevar a la práctica.

Nos leemos en la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *