Aprende a controlar el estrés en el trabajo

Aprende a controlar el estrés en el trabajo

Si sientes cansancio y fatiga por el estrés en el trabajo, entonces, eres parte del 75 % de la población mexicana que padece este problema, según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Por eso, sigue leyendo para saber cómo mejorar tu calidad de vida.

via GIPHY

¿Qué es el estrés laboral?

El trabajo es una pieza importante para contribuir al ingreso familiar y es una oportunidad para crecer profesionalmente, sin embargo, hay ocasiones en que las personas pueden sufrir estrés laboral a causa de que existe un desequilibrio entre sus propias capacidades y la cantidad de trabajo, según indica la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Este tipo de problemática puede manifestarse, principalmente, en dos formas, según explica la revista Forbes:

Adición al trabajo: es cuando una persona demuestra su compromiso desmedido a la organización, por lo que entrega todo su tiempo a cumplir con los deberes, también se le conoce como workoholic. Este comportamiento se incrementa con el uso de la tecnología. Desafortunadamente, favorece la aparición del estrés, así como problemas de gastritis, colitis, enfermedades cardiovasculares, insomnio, etc.

Síndrome del quemado o burnout: esto ocurre cuando el cuerpo siente un agotamiento físico, emocional y mental, que resulta en un desinterés por las tareas, además de una baja autoestima y depresión.

Síntomas y consecuencias del estrés en el trabajo

Según el documento del IMSS, sus síntomas se pueden clasificar en cuatro:

Emocionales: Cuando la persona se siente con ansiedad, miedo, irritabilidad, mal humor, frustración, agotamiento, impotencia, inseguridad, desmotivación e intolerancia.

Cognitivo: Son los síntomas que se asocian con su capacidad de retener o utilizar la información como dificultad para concentrarse, confusión, olvidos, disminución en la capacidad de resolver problemas o de aprendizaje.

Fisiológicos: Se refiere a los malestares físicos como dolor de cabeza, fatiga, agotamiento, músculos contraídos, problemas de cuello y espalda; además de mayor probabilidad de malestares estomacales, infecciones, palpitaciones, respiración agitada, aumento de la presión sanguínea, incremento de riesgo de obesidad, deterioro de la memoria y problemas de sueño.

Conductuales: Efectos que se notan en las acciones del empleado como disminución de su productividad, mayor incidencia de errores, dificultad en el habla, risa nerviosa, trato brusco en las relaciones sociales, llanto y mantener la mandíbula apretada. También, un aumento en el consumo de alcohol, tabaco y otras sustancias.

De no tratarse adecuadamente el estrés en el trabajo, algunas de las consecuencias a largo plazo son:

-Reducción de productividad

-Disminución en la calidad de vida

-Mayor incidencia de enfermedades físicas o mentales como problemas cardiovasculares

-Trastornos de depresión y ansiedad

-Problemas familiares

-Riesgo a caer en algún tipo de adicción

¿Cómo combatirlo?

Para disminuir el estrés en el trabajo, el portal Medline Plus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de E.E.U.U. propone diversos puntos, los principales son:

Tomar un descanso

Estar frente a la pantalla toda la jornada laboral puede ser extenuante, una estrategia para aminorarlo es tomar un breve descanso durante las tareas. Según el Hospital Luis Vernaza de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, en Ecuador, se debe realizar una pausa laboral de cinco minutos cada dos horas, lo cual disminuye el estrés, favorece la postura y mejora el desempeño laboral.

Organizarse

Para terminar los pendientes a tiempo, es importante organizarlos, de esta manera, la presión por tareas inconclusas disminuirá. Un tip es enlistar todos los labores y acomodarlos de acuerdo con su prioridad. Se deben terminar primero las tareas urgentes y relevantes.

Metas realistas

En ocasiones, los empleados aceptan trabajos que no pueden acabar en sus horarios establecidos, esto es un grave error, porque, además de que les exige más tiempo que su jornada laboral, a la larga puede comprometer su motivación. Por eso, la revista América Economía, que se enfoca en artículos de negocios, indica que para cualquier meta, debe de ser realista y alcanzable.  Un consejo es platicar con los jefes para que, en conjunto, hagan objetivos que se puedan cumplir.

Aprender a relajarse

Para poder llegar al cien al trabajo, otro método para controlar el estrés es tener un tiempo de relajación. Esto significa tener un descanso alejado completamente del trabajo para que el cuerpo pueda estar en tranquilidad. Algunas opciones para lograrlo son:

-Hacer ejercicio: Eso ayuda a que la mente se despeje de las tareas en el trabajo, además, ayuda a mantener un peso saludable y con ello, reducir el riesgo cardiovascular.

-Tomar un remedio relajante: Un artículo de la Revista Con-ciencia, de Bolivia,  indica que algunas plantas para relajar el cuerpo son:

Valeriana: Tiene efectos tranquilizantes que se utilizan para mejorar el descanso y conciliar el sueño. Puedes encontrarla en las farmacias de medicamentos genéricos, aquí te dejamos un link para que la conozcas.

Tila: Se usa en conjunto de la valeriana o la manzanilla para combatir el nerviosismo. Se encuentra en tiendas herbolarias.

Lavanda: Su olor es agradable, sirve para relajar y aliviar los nervios. Se vende en productos naturistas.

-Realizar ejercicios de meditación: Otro método es practicar yoga para relajar el cuerpo o hacer ejercicios de respiración, que se enfocan en despejar la mente mientras se inhala y exhala profundamente.

Poner límites

Otra táctica es diferenciar la vida personal de la laboral, es decir, marcar limites con su horario de trabajo. Para ello, es importante el diálogo entre el empleado y el empleador, a fin de llegar a un acuerdo mutuo.

Aplica estas estrategias a tu día

Llegó la hora de que pongas en práctica estos consejos contra el estrés en el trabajo. Recuerda que es importante que cuides tu salud, en caso, de que los síntomas sean persistentes, lo mejor es acudir con tu médico de confianza. Te invitamos a compartir estos tips y leer más artículos en ¿Qué Puedo Tomar? Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *