¿Cómo afecta la alimentación en el rendimiento laboral?

¿Cómo afecta la alimentación en el rendimiento laboral?

Tener sueño en el trabajo es un obstáculo que puede impedir que acabes tus pendientes a tiempo y recibas un regaño de tu jefe. Es común echarle la culpa al estrés o a la edad, pero ¿sabías que lo que comes tiene un papel importante en tu falta de energía? Sigue leyendo y descubre cómo afecta la alimentación en el rendimiento laboral. ¿Estás listo para destacar en tu empleo? 

Un día en la oficina

En la vida godín es común tener malos hábitos alimenticios, si no lo crees, mira a tu alrededor y notarás como a ti o a tus compañeros les encanta acompañar su café matutino con un rico pan, o antes de comer, deciden ir por unas papitas o una buena golosina. Desafortunadamente esto puede generar falta de energía o padecimientos crónicos como obesidad, presión arterial, problemas digestivos, diabetes o enfermedades del corazón.

¿Cómo afecta la alimentación en el rendimiento laboral?

La primera señal de que tienes una mala alimentación es tu falta de energía. Esto porque si eliges comida chatarra, no obtienes las vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita, al contrario, solo tienes elementos que te hacen engordar y acarrear problemas de salud.

Además, si tu optas por alimentos demasiado grasos o en abundancia, dificultas el trabajo de tu estómago, lo que significa que la energía que tienes se gasta en el proceso digestivo, y mientras tanto, aumentará tu sueño.

¡Claro que esto afecta tu rendimiento laboral! Ya que la energía que necesitas para terminar tus pendientes no es suficiente. Afortunadamente hay opciones que pueden ayudarte y aquí te las decimos.

via GIPHY

Tips para comer saludable en el trabajo

Una vez que conoces cómo afecta la alimentación en el rendimiento laboral, es momento de que actúes al respecto. Algunos consejos tener energía durante tu horario laboral son:

Elige alimentos saludables

Opta por comidas de fácil digestión y ricos en nutrientes, estos son las verduras, frutas y algunos lácteos. Hay recetas que te alimentarán correctamente y no requieren una gran elaboración como atún con verduras, ensalada con pechuga asada o un sándwich de pan integral con jamón de pechuga de pavo.

Un buen consejo es pedir apoyo a un nutriólogo, pero en caso de que se te dificulte, puedes seguir las recomendaciones del Plato del Bien Comer de la Secretaría de Salud.

Opta por un suplemento nutritivo

En la actualidad, existen diferentes ingredientes que pueden darte un empujoncito de energía, como es el caso de la rhodiola rosea. Este es un ingrediente herbolario que mejora tu rendimiento laboral. Puedes encontrarlo en cualquier tienda naturista o en las farmacias de medicamentos genéricos.

Una presentación que probamos y funcionó muy bien fueron las Aritocaps. Este suplemento contiene rhodiola rosea, ácido fólico y vitaminas del grupo B que sirven para que tu energía no baje.  Es ideal para personas que sufren fatiga, bajo rendimiento y desgaste físico. Si empiezas a usarlo, comprobarás como tu eficiencia en el trabajo y en tus otras actividades mejorará notablemente.

No olvides visitar a tu médico antes de empezar con este tratamiento.

Hay más opciones que los tacos

Un pretexto común para no elegir alimentos saludables es decir que no hay tiempo para prepararlos, sin embargo, checa estos tips para lograrlo:

-Compra todos ingredientes que necesitas para la semana durante un fin de semana.

-Prepara una noche antes o el domingo por la noche todos tus alimentos y guárdalos en recipientes para la oficina dentro de tu refrigerador.

-No es necesario que prepares comidas muy elaboradas, muchas veces, lo más sencillo es más rápido de llevar y es nutritivo.

-En caso de que no sea posible, busca locales que vendan alimentos saludables como ensaladas o jugos naturales, en lugar de correr a las garnachas de Doña Pelos.

Divide tus porciones

Es común que el hambre te persiga, pero no es excusa para comer hasta reventar. Una buena táctica es dividir tus alimentos en cinco tiempos, que serían: el desayuno, una colación, la comida, una segunda colación y tu cena.

Recuerda que cada tiempo de comida debe contener los nutrientes que necesitas.

Las bebidas importan

Al igual que la comida, lo que bebes puede nutrirte o no. Lo mejor es tomar agua simple ya que ayuda en todo el funcionamiento de tu cuerpo. Además, procura no abusar del café y evita las bebidas azucaradas como jugos y refrescos, porque contienen otros ingredientes que pueden afectarte.

Elige rendir al cien en tu trabajo

Entonces, ¿qué vas a llevar a la oficina? Recuerda que, si eliges comida saludable para el trabajo, rendirás más y acabarás tus tareas a tiempo y de mejor calidad. Comparte el cómo afecta la alimentación en el rendimiento laboral con todos tus compañeros de oficina y sigue leyendo más consejos en ¿Qué Puedo Tomar? Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *