¿Te cortaste? Entérate de cómo curar heridas en casa

¿Te cortaste? Entérate de cómo curar heridas en casa

Las cortadas son frecuentes en casa, son accidentes y pasan de un momento a otro. Suceden mientras picas verduras, cuando ayudas a tus hij@s con la tarea, al abrir una lata o cortando el pasto. Como en cualquier herida, hay niveles de gravedad, pero si tu cortada es leve puedes tratarla tú mism@. Checa cómo curar heridas en casa. ¡Toma nota!

cómo curar heridas en casa
cómo curar heridas en casa

Debes estar pendiente del tipo de cortada, con qué pasó y en qué condiciones. Dependiendo de esto son los cuidados que va a necesitar. Si tu herida es grave, profunda o está infectada, acude con un médico para que te atienda.

Cómo curar heridas en casa

  1. Lava tus manos

Para no contaminar la herida. Lava la zona con jabón neutro y agua fría, hazlo del centro de la herida hacia afuera. Evita usar algodón o papel de baño, ya que se pueden quedar trocitos dentro y causar una infección.

  1. Presión en la cortada

Si la herida está sangrando, oprímela firmemente con un paño limpio hasta que se detenga la hemorragia. La presión ayudará a la coagulación.

  1. Evita infecciones

Como tratamiento para cortadas, consigue una pomada con antibiótico para prevenir infecciones. Utiliza una con polimixina B, neomicina y bacitracina para lesiones leves. O un ungüento con mupirocina para detener el crecimiento de las bacterias. Ambas son efectivas y las encuentras fácilmente en cualquier farmacia genérica. Úsala sólo un par de días.

Estas pomadas son mejores que aplicar alcohol o agua oxigenada, ya que pueden dañar los tejidos, retrasando la curación.

  1. Cubre la herida

Si la cortada no es muy profunda, debes dejarla que transpire. Pero sí es más grande, es mejor vendarla para impedir que las bacterias y la suciedad entren y causen una infección.

Asegúrate de vendar firmemente, pero sin cortar la circulación. Cambia el vendaje cada día.

¿Cómo saber si la cortada se infectó?

Las infecciones ocurren cuando las bacterias se introducen a través de la herida y es necesario un tratamiento para cortadas. Mantente pendiente de las siguientes señales:

  • Inflamación.
  • El área afectada se siente caliente.
  • Dolor al tacto.
  • Pus o secreción.
  • Sensación de punzadas y pinchazos.
  • Mal olor que proviene de la herida.

¿Cuándo acudir al médico?

Checa en qué momento debes ir al doctor:

  • Cortadas profundas o muy grandes (más de 5 cm.), que requerirán suturas.
  • Si tienes síntomas de infección.
  • Cuando involucran una arteria.
  • La sangre no deja de salir a pesar de presionarla.
  • No puedes mover el área donde está la herida.
  • Tienes un objeto dentro de la cortada. En este caso, no debes sacarlo y necesitas atención médica.
  • Cualquier corte en el rostro.
  • Heridas con alto riesgo de infección, es decir, que estuvieron en contacto con polvo, tierra, líquidos corporales, etc.

Remedios naturales para cortadas

  • Ajo: Muy efectivo para prevenir infecciones y para la regeneración de la piel. Combina tres dientes de ajo y una taza de vino en un procesador. Deja reposar dos horas y coloca la mezcla sobre la herida limpia dos o tres veces al día.
  • Cebolla: Es parecida al ajo, pero no irrita la piel. Con sus propiedades antisépticas y enzimas alivian el dolor, y son útiles para cicatrizar. Coloca sobre la herida la fina tela que hay entre capa y capa. O puedes procesar media cebolla con 2 cucharadas de miel. Aplica sobre la cortada para que actúe una hora. Repite 3 veces al día hasta que cicatrice.
  • Caléndula: Acelera la curación y produce colágeno. Haz este remedio y tenlo listo para cuando ocurra un accidente. Vierte 200 gr. de planta seca de caléndula en medio litro de alcohol puro de 96º. Deja macerar por 9 días, cuela y guarda. Cuando te cortes, pon en la zona afectada un algodón empapado con esta tintura.
  • Vinagre: Famoso por su poder antiséptico y cicatrizante. Diluye una cucharada de vinagre en un litro de agua y úsalo para limpiar la herida.

Estas cortadas son muy frecuentes, así que no te espantes. Ya sabes cómo curar heridas en casa y cuándo debes acudir a tu médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *