Casi cien mil mexicanos mueren al año por diabetes. ¡Evita aumentar la estadística!

Casi cien mil mexicanos mueren al año por diabetes. ¡Evita aumentar la estadística!

¿Recuerdas cuando eras pequeño y gastabas tu dinero en paletas, dulces o congeladas? Todos eran pequeños terrones de diversión y azúcar disfrazados de mil golosinas que nos comíamos con singular alegría. En aquel entonces no estábamos preocupados por enfermarnos. Así que nuestra única misión era ponerle más mermelada al pan o varias cucharadas de chocolate vaso de leche…

En casa, mamá preparaba agua de frutas, en lugar de comprar refresco. Sin duda, una de las principales adicciones de los mexicanos. Pero disfrazada en botellas de colores y sabores “naturales”, es una asesina silenciosa que contribuye a la diabetes, obesidad y caries por su exceso de azúcar. Además, aumenta problemas renales por sus conservadores o males cardiacos por la cantidad de sodio.

A veces no medimos el peligro de las cosas hasta que causan un malestar o vemos a alguien cercano enfermo. Según el INEGI, entre 2014 y 2015 murieron 98 mil 450 personas por diabetes, 4 mil más que el año anterior. Una cifra que ha alarmado a los servicios de salud, pues cada vez son más mexicanos los que la padecen.

Principales complicaciones de la diabetes

Lo peor es que es una enfermedad degenerativa que tiene muchas complicaciones. Entre las principales está la elevación de la presión arterial, problemas en los ojos, colesterol, daño en nervios y riñones. También se presentan úlceras e infecciones en la piel y principalmente en los pies. Es importante que las heridas se atiendan de inmediato, pues pueden infectarse y con el tiempo derivar en una amputación.

Como sabes, las lesiones en diabéticos son muy difíciles de cicatrizar. Para ayudar a acelerar ese proceso, debes mantener siempre limpia la zona y lavar según las indicaciones del médico. No importa si es una curación húmeda o en seco, aplicar una solución antiséptica con iones de plata ayuda a todo pie diabético a cicatrizar y mantener una correcta higiene, al ser un excelente antiséptico, germicida y sanitizante.

Para que nunca tengas que pasar este problema, es importante alimentarse de forma balanceada y, sobre todo, mantener un estilo de vida saludable alejado del sedentarismo. Si tienes hijos o niños cerca, procura que tengan una buena nutrición. Esto los convertirá en adultos más sanos disminuyendo sus posibilidades de padecer el mal que mata a casi cien mil mexicanos al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *