Deja de preocuparte por las aftas bucales

Deja de preocuparte por las aftas bucales

Seguramente te ha pasado que al despertar tienes tremendo dolor en las encías o en la lengua. Al revisar, detectas que las responsables son las aftas bucales, llagas que incomodan principalmente a la hora de la comida. Pero no es momento de llamar al 911 ya que existen métodos para aliviar estas molestias. Quédate y descubre cómo lidiar con ellas.

¿Qué son las aftas bucales?

Son heridas que aparecen sobre la cavidad oral. Salen en el interior de las mejillas, la lengua, el paladar blando o en la base de las encías. Estas llagas abiertas son redondeadas de un color blanquecino o amarillento y en algunos casos con un halo rojizo.

Las aftas bucales pueden aparecer solas o en grupo con un tamaño de entre 3 y 8 milímetros. Esto genera que sean una molestia para su portador.

¿Por qué salen las aftas?

Estas úlceras también pueden estar ligadas a problemas con el sistema inmunitario del cuerpo. Pueden ser causadas por la presencia de infecciones virales. También por lesiones bucales tras arreglos dentales, limpiezas agresivas o un mordisco en la lengua y mejilla. Incluso, factores como el estrés, cambios hormonales o falta de vitaminas y minerales las provocan.

Aliviar las aftas bucales

Existen opciones muy accesibles para que puedas aliviar la inflamación y el dolor de las aftas bucales. Las puedes conseguir fácilmente en tu alacena o comprarlas en tu tienda o farmacia más cercana.

Agua con sal

Debido a que la sal cuenta con propiedades antisépticas es un excelente tratamiento para aftas. Al aplicarlo puede generar una sensación de ardor porque combate las bacterias, pero en pocos minutos, desaparece.

Para prepararla diluye media cucharadita de sal en un vaso de agua. Después toma una pequeña porción para hacer “buches” o gárgaras durante 30 segundos. Este método lo puedes repetir tres veces al día.

Infusión de manzanilla

Esta hierba posee propiedades antinflamatorias y antisépticas. Reduce las aftas bucales y las protege de posibles infecciones.

Para obtener sus beneficios debes poner a hervir 250 ml de agua y agregar la manzanilla cuando esté en ebullición. Después de permanecer cinco minutos a fuego lento, retira y deja reposar. Finalmente cuela la infusión y haz gárgaras con ella, aproximadamente tres veces al día.

Infusión de manzanilla
Infusión de manzanilla

Gel de aloe vera

Este producto tiene acción antiséptica, bactericida, antinflamatoria e hidratante ventajosa para tratar las llagas en la boca.

Su preparación consiste en licuar una cucharadita de gel de aloe vera con medio vaso de agua. La mezcla final se usa como enjuague bucal para tratar las aftas bucales.

Benzocaína

Este es un excelente tratamiento para aftas en el ramo médico y lo puedes encontrar prácticamente en cualquier farmacia. Se trata de un anestésico local que bloquea la transmisión de los impulsos nerviosos.

Tiene diversos usos, ya sea para aliviar úlceras cutáneas, afecciones bucales o de garganta, y claro, aftas bucales. Es bastante seguro y útil para utilizar en este tipo de heridas leves, ya que actúa mediante una película protectora alrededor de la zona donde se aplica.

Este remedio también sirve para aliviar abrasiones por dentadura postiza e irritación por frenos. Aunque su venta no necesita receta médica, es recomendable utilizar este tratamiento bajo supervisión de un profesional.

Te puede interesar: Usa frenos dentales sin dolor 

Benzocaína
Benzocaína solución bucal con aplicador

Toma nota

Las aftas bucales son un padecimiento común, sin embargo, otras afecciones pueden tener características parecidas. En este caso, es importante que acudas constantemente con tu dentista para una revisión general de tu boca.

Mientras tanto, sigue leyendo más artículos en ¿Qué puedo tomar? Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *