¿Garganta inflamada? ¿dolor de garganta? Quítate las molestias con estos remedios

¿Garganta inflamada? ¿dolor de garganta? Quítate las molestias con estos remedios

Si sientes dolor de garganta, generalmente es porque tienes alguna infección y es importante que la atiendas pronto para evitar que empeore y/o se corra a otra zona.

El dolor de garganta puede ir acompañado de fiebre, inflamación, garganta seca, amígdalas enrojecidas e hinchadas, y manchas blancas en la garganta o amígdalas.

Tener la garganta cerrada y con dolor es muy común, pero sus causas pueden variar, ya sea por cambios bruscos de temperatura, por la bacteria estreptococo que provoca faringitis, otros virus que inflaman la garganta, e incluso momentos de estrés y ansiedad, etc.

Cuando hay alguna enfermedad, es importante no automedicarse, y menos si tienes la garganta inflamada, ya que puedes empeorar la situación. Además, para tratar cualquier infección se usan antibióticos, que no son de venta libre. Así que la mejor opción es acudir al doctor para que te recete los medicamentos indicados.

Dependiendo del tipo de infección es el antibiótico que te prescribirá, pero en general, es amoxicilina, y también algún desinflamatorio como ibuprofeno, o paracetamol para el dolor. Estas medicinas las consigues en cualquier farmacia de genéricos, pero recuerda que el antibiótico requiere receta.

Remedios naturales para el dolor de garganta

Infección en la garganta
Infección en la garganta

Para complementar tu tratamiento médico, puedes probar diferentes remedios naturales para el dolor de garganta.

Agua con sal

Cada hora, haz gárgaras de agua tibia mezclada con una cucharadita de sal. Potencia su poder con un poco de jugo de limón. O puedes cambiar la sal, por una cucharadita de vinagre de manzana, que tiene propiedades antisépticas y te ayudará con la garganta inflamada y a eliminar bacterias.

Ajo

Es un gran antibiótico natural, y lo mejor es que no necesita receta médica. Sin duda, su sabor es fuerte y para algunas personas llega a ser desagradable, pero es muy efectivo para el dolor de garganta.

Machaca un ajo y mézclalo con medio vaso de agua o jugo, para mejorar su sabor. Bebe 2 o 3 veces al día.

Jengibre

Es una planta con efecto antiinflamatorio, además ayuda a fortalecer el sistema inmune. Licúa pequeños pedazos de jengibre, el jugo de un limón, una taza de agua y tres cucharadas de miel, y bébelo inmediatamente. Debes hacer este remedio todos los días en ayunas.

Manzanilla

Otro de los maravillosos remedios naturales para el dolor de garganta. La manzanilla es un analgésico natural, por lo que es muy útil para aliviar la garganta irritada y el dolor, además relaja los músculos de la garganta y combate bacterias. Un plus es su gran cantidad de antioxidantes que ayuda a luchar contra las infecciones.

Puedes tomarla en té o aplicar compresas húmedas y tibias sobre tu cuello, para desinflamar la garganta desde afuera. Repite el proceso durante 20 minutos.

Miel

Sin duda, la miel es una de las preferidas a la hora de tratar problemas de gripe, tos y garganta seca. Tiene propiedades antisépticas, por lo que elimina bacterias; además ayuda a desinflamar la garganta. Mezcla el jugo de un limón con una cucharada de miel y tómalo 5 veces al día.

Eucalipto

Tiene propiedades expectorantes y antisépticas, ayuda a combatir la garganta cerrada, la gripe y los resfriados. Úsalo para hacer gárgaras, como té, o puedes conseguir paletas y jarabe hechos a base de esta planta. Todo te ayudará con el dolor de garganta.

Sin embargo, lo que mejor funciona es la prevención. Sigue estos consejos para cuidarte y olvidarte de la garganta inflamada:

  • Evita cambios bruscos de temperatura, y abrígate bien cuando haga frío y/o aire.
  • Limita las bebidas frías o con hielo.
  • Mantente bien hidratad@, ya que el agua evita la resequedad de los tejidos, disminuyendo la irritación.
  • Lavarte adecuadamente y las veces necesarias, tanto las manos como los dientes, impedirá que haya un acumulación de bacterias.
  • El consumo de cigarro es muy irritante cuando tienes dolor de garganta. Si fumas mucho, trata de controlarte al menos mientras tengas la garganta seca.
  • Evita el contacto con personas que tenga alguna infección en la garganta.

Este malestar es muy común tanto en niños como en adultos, pero recuerda que debes atenderte lo antes posible.

¿Te sirvió? Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *