Dermatitis en bebés: identifica este mal y ¡ayúdale a superarlo!

Dermatitis en bebés: identifica este mal y ¡ayúdale a superarlo!

¿Tu bebé se roza constantemente? ¡Cuidado! Podría ser síntoma de dermatitis.

Se trata de una enfermedad dermatológica crónica, pero no contagiosa, que afecta más a bebés y niños.  Aunque los adultos no están exentos, sus casos suelen ser más graves.

En general, este trastorno pasa por dos etapas. La primera es la fase inactiva o de interbrote, en la que la piel está muy seca, irritada y descamada, por lo que una buena humectación es primordial. La segunda etapa es la activa o de brote, que produce mayor dolor y comezón. Aquí las cremas para dermatitis serán tus aliados para calmar la inflamación y aliviar el picor de tu bebé.

Quizá tu principal pregunta es ¿cómo curar la dermatitis? Sin embargo, este padecimiento no tiene una cura como tal, así que requiere tratamiento y cuidados periódicos, lo que ayudará a que la aparición de los brotes disminuya.

Recuerda que la dermatitis puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, no sólo en las pompis de tu bebé. Sin embargo,  en esta zona es fácil confundir una rozadura común con una dermatitis de pañal, como suele llamarse.

Cuando se trata de este padecimiento, notas pequeños granitos rojos, la piel está caliente, un poco hinchada y muy sensible al tacto. Hay ocasiones durante el brote que los síntomas se extienden hasta el abdomen y los muslos del niño. También debes notar si hay zonas descamadas en sus genitales, y que no haya sangrado, pus o alguna secreción sospechosa.

Toma en cuenta que la dermatitis de pañal tiene causas diferentes a otro tipo de dermatitis o a la que sufren los adultos. Checa qué es lo que la provoca:

  • Una infección por una levadura llamada cándida. Es muy común en los niños y en lugares calientes y húmedos, es decir, un pañal sucio y/o mojado es su lugar ideal. Si tiene diarrea, hay ácidos en su popo que nutren a la infección. De igual forma pasa con el amoniaco producido cuando las bacterias descomponen la orina. Por ello es muy importante que cambies a tu bebé para mantenerlo limpio y seco.
  • Pañales muy ajustados también pueden provocarle dermatitis.
  • Otro factor de riesgo es que los bebés tomen antibióticos, o tú lo hagas y lo amamantes.
  • Es frecuente que los bebés experimenten dermatitis de pañal cuando comienzan a probar los alimentos sólidos o hay algún otro cambio en su dieta.
  • Sensibilidad o reacciones alérgicas a algunos jabones y productos de baño.

Como ves, los factores que pueden producir una dermatitis de pañal son muy comunes, pero no debes espantarte, porque es un padecimiento de lo más normal en los niños. Lo mejor es que hay formas en que puedes ayudar a tu bebé a controlar sus molestias. Te contamos un poco más:

  • Una buena crema para dermatitis atópica en bebés es primordial para controlar los síntomas. Prueba una pomada hipoalergénica que contenga vitamina A, D y alantoina. Estas ayuda a desinflamar, a calmar la comezón y a cicatrizar, si es que tu pequeño se ha rascado mucho.

También hay otra crema con dexpantenol. Es útil para la piel rozada, irritada, agrietada o con quemaduras leves, y ayuda a aliviar ardor y comezón, así como a cicatrizar heridas. Ambas pomadas tienes resultados efectivos y las encuentras en cualquier farmacia de genéricos.

  • Si notas sangrado, pus, secreciones u otro signo de infección acude a tu médico para que te indique el mejor tratamiento para dermatitis atópica en bebés. Este  generalmente se basa o se complementa con una crema especial, como las anteriores mencionadas.
  • Recuerda cambiar el pañal de tu bebé siempre que sea necesario, y asegúrate de usar el tamaño correcto para que no le quede apretado. Además debes limpiar bien sus pompis y su zona genital eliminando todo residuo.
  • Cuando lo bañes, utiliza productos suaves y libres de alcohol o algún químico que dañe su piel. Y dile sí a los baños cortos con agua tibia.

Tú puedes ayudar a tu bebé a disminuir los brotes de dermatitis para que se sienta bien y feliz.

Otras causas de dermatitis

¿Te has hecho un tatuaje o conoces a alguien que tiene uno? Cuando recién te lo realizan hay un par de semanas críticas en las que debes cuidar tu piel al máximo, pues queda muy sensible. Después de que decenas de agujas atravesaron las capas de tu piel,  esta necesita una hidratación especial para no descamarse, producir ardor o incluso infectarse.

En el lugar done te hiciste tu tatuaje recibirás recomendaciones de cuidado, y muchas veces, te recomiendan cremas como la que contiene dexpantenol, que es super suave con la piel, la refresca y es ideal para ayudarte con la cicatrización.

Si quieres más información sobre cómo cuidar tu piel después de realizarte un tatuaje, te recomendamos dar clik aquí y leer este artículo, que te dará varios tips para lograr un tatuaje ¡wuuuu!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *