Anticonceptivos Orales, antes de usarlos deberías leer esto

Anticonceptivos Orales, antes de usarlos deberías leer esto

Califica esta publicación

A nivel mundial, cada año 16 millones de mujeres entre 15 y 19 años dan a luz; y cerca de 3 millones se someten a abortos, muchos de ellos clandestinos…

Desde que en 2007 se aprobó la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en la Ciudad de México y algunos Estados, a la fecha, 10,007 ILEs se han realizado a menores de 18 años. Esto nos habla de un importante sector de mujeres que necesitan más información para cuidar de su sexualidad.

En este sentido, fomentar que desde el núcleo familiar se hable de este tipo de temas es primordial para evitar embarazos adolescentes, la mayoría de ellos no deseados.  Con nuestras hijas, hermanas, sobrinas…, debemos hablar abiertamente del uso del condón como anticonceptivo esencial para evitar enfermedades de transmisión sexual, así como de otras formas de cuidarse para ejercer una vida sexual segura.

Anticonceptivos orales

Los anticonceptivos orales pueden tomarse durante toda la vida reproductiva de cada mujer. Pese a los mitos en torno a su consumo, representan una de las formas más seguras para evitar el embarazo. Tienen un 99% de efectividad.

Debido a que existen varias composiciones con diferentes sustancias, es importante que cada paciente acuda con un ginecólogo. De acuerdo a su historia clínica y perfil hormonal, sólo el médico podrá recomendarle las más adecuadas.

Entre las más recetadas por los médicos están las pastillas anticonceptivas que contienen drospirenona y etinilestradiol. Además de prevenir el embarazo, se usan para tratar algunos problemas en la piel, como el acné. Además, ayudan a las mujeres a tener un ciclo menstrual más regular y a que el sangrado sea menos abundante.

Aunque pocas veces tienen efectos secundarios como dolores de cabeza, mareos y náuseas, estos son totalmente normales. Además desaparecen durante los primeros 3 meses de uso. ¡Así que no hay de qué preocuparse!

Tomarlas es muy sencillo,. Se ingiere una diaria a la misma hora, a partir del primer día de sangrado menstrual. Para que sean efectivas, el tratamiento debe seguir durante 21 días. Luego, se deben descansar los siguientes 7, y al día 29 comenzar con un nuevo ciclo de 21 pastillas.

Las pastillas anticonceptivas más comerciales se llaman Yasmin, pero su precio es algo elevado. Actualmente ya puedes encontrar su genérico, que contiene la misma concentración de drospirenona y etinilestradiol. La única diferencia  es el precio, ya que las genéricas son mucho más económicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *