¿Qué es el agua micelar y para qué sirve?

¿Qué es el agua micelar y para qué sirve?

A pesar de no ser nueva, el agua micelar ha ido ganándose la reputación de ser uno de los mejores y más efectivos productos dermatológicos, y quizás no estabas enterad@ de esto.

Empecemos por explicarte que se trata de una base acuosa que contiene micelas. Éstas son conjuntos de moléculas que solubilizan la grasa de modo muy parecido a como lo hace el jabón.

Sin duda, se ha convertido en un elemento indispensable en cualquier tocador.  Aquí te mencionamos algunas de sus características más importantes para que te decidas a incluirla dentro tu rutina de limpieza facial:

¿De qué está compuesta el agua micelar?

De forma muy parecida al jabón, contiene tenso-activos no iónicos y glicerina, principalmente; aunque existen versiones especiales y adaptadas para usos y tipos de piel distintos.

La base acuosa no es agua común y corriente, se trata de agua purificada mínimamente mineralizada. También puede contener glicerina y polisacáridos en cantidades mínimas. Su PH varía entre 7.35 y 7.45

Uso del agua micelar
Uso del agua micelar

¿Qué tan recomendable es el uso del agua micelar en pieles sensibles?

Se trata de un producto que puede ser usado también por personas con piel sensible.  De hecho, esta sustancia fue diseñada idealmente para el tratamiento y limpieza de personas que han sufrido quemaduras.

Y no sólo eso…

Sin lugar a dudas, el agua micelar se trata de una excelente opción para cualquier tipo de piel, además de ser un buen sustituto para quienes requieren ocupar productos hipoalergénicos, pues no tiene ingredientes como perfumes o parabenos.

 ¿Qué tan a menudo puede ser usada?

Su uso puede ser habitual, puede ser parte de tu rutina de limpieza matutina o nocturna, del mismo modo que puedes usarla en cualquier momento durante el día para refrescar tu piel o librarla de las impurezas.

¿Cómo se debe usar el agua micelar?

El uso del agua micelar es muy fácil y sencillo, sólo necesitas colocarla sobre un poco de algodón y dar pequeños toques a tu rostro con él. Repite el proceso en toda tu cara, siéntete libre de usarla en tus labios y párpados; sólo ten cuidado con los ojos.

Recuerda: es muy importante que sólo le des a tu piel unos pequeños toques con el algodón,  lo que no debes hacer el frotar la piel.

Repite esto por todo tu rostro; no tengas miedo de usarlo, también sirve para desmaquillar las zonas más sensibles como los labios y los párpados.

Una vez que hayas terminado, eso es todo, no necesitas lavar tu rostro.

Como bien podrás apreciar, es muy fácil y rápida de usar. Lo más recomendable es usarla durante la mañana y durante la noche. Existen muchas marcas de alta cosmética que tienen entre sus productos al agua micelar, sin embargo, también la puedes encontrar en su versión libre de patente para poder tener estos beneficios sin gastar tanto.

Ahora ya tienes una alternativa hidratante para tener un rostro limpio y fresco todo el día. Pruébala y no te arrepentirás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *